Escasa asistencia marca las elecciones presidenciales en Venezuela

Más de 2 millones de venezolanos han abandonado su país en años recientes en busca de una vida mejor en el extranjero

Por AP

Con escasa asistencia a los centros electorales se desarrollan el domingo los comicios presidenciales de Venezuela, en los que el mandatario Nicolás Maduro figura como favorito para lograr la reelección en medio de una compleja crisis económica y cuestionamientos locales e internacionales.

  • Te recomendamos leer: "La Venezuela de Maduro está extremadamente aislada": analista

Durante la jornada surgieron varias denuncias sobre la instalación de puntos oficialistas para control de votantes cerca de algunas casillas y la asistencia de electores con alguna discapacidad, hechos que los opositores consideraron irregulares y que Maduro desestimó considerándolos “pequeños eventos” que sostuvo no afectan la voluntad popular.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, calificó el proceso como “muy positivo”, y desestimó las denuncias sobre supuestas irregularidades.

“Nada en comparación con otros procesos”, agregó.

Más de 2 millones de venezolanos han abandonado su país en años recientes en busca de una vida mejor en el extranjero, mientras que quienes permanecen deben hacer filas de varias horas para comprar alimentos y retirar dinero en efectivo, el cual es ahora casi imposible de encontrar.

Aunque las encuestas muestran que la mayoría de los venezolanos responsabilizan a Maduro de los crecientes problemas, aún aparece como el favorito para ganar, en parte gracias a que sus principales rivales boicotearon la elección ante la desconfianza hacia la autoridad electoral, la cual es controlada por partidarios del gobierno.

“Hoy es un día histórico electoral”, afirmó el mandatario, vestido con camisa roja, tras votar primero en un centro del oeste de la capital, adonde acudió acompañado de su esposa y su hijo.

Estados Unidos en campaña contra las elecciones de Venezuela: Maduro

Maduro acusó a Estados Unidos de promover una “campaña feroz” para afectar los comicios presidenciales y dijo que, pese a esas acciones, “no pudieron” detener la consulta.

“Al mundo le digo: respete”, expresó el gobernante, al tiempo que desestimó las afirmaciones de más de una veintena de gobiernos de que no reconocerán los resultados. “No se puede seguir jugando desde gobiernos irresponsables de la derecha oligárquica y corrupta de América Latina a presionar a Venezuela, a aislar a Venezuela”, una acción que consideró “criminal”.

Maduro adelantó que, de resultar vencedor, emprenderá un “gobierno de unidad nacional”, insistirá en el diálogo, y realizará cambios en la economía para imponer un nuevo sistema de precios y de distribución y comercialización, pero no ofreció detalles.

Horas después, el mandatario invitó, desde el palacio de gobierno, a los venezolanos a votar e instó a los miembros del oficialismo a facilitar el transporte para lograr un “remate de participación histórico”.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo