Piden modificar ley que regula al tabaco en Jalisco

Expertos coinciden que la norma es tan técnica que dueños de negocios la aplican a su entender, de forma deficiente, con tal de no perder clientela; piden impulsar los espacios 100% libres de humo de tabaco

Por Héctor Escamilla

Múltiples tecnicismos y requisitos han dificultado que los establecimientos comerciales puedan no solo aplicar, sino entender la Ley de Protección contra la Exposición al Humo de Tabaco, por lo que expertos y autoridades sanitarias han recomendado que se realicen modificaciones para impulsar la cultura que prevenga el consumo de este producto.

Según datos de la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (Encodat) 2017, en Jalisco, 17% de los habitantes de Jalisco son fumadores, es decir, cerca de 996 mil personas.

La Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Jalisco (Coeprisjal) es la responsable de vigilar que la Ley de Protección contra la Exposición al Humo de Tabaco se cumpla en edificios públicos y de 2012 a la fecha son 478 espacios en Jalisco, como escuelas, universidades, hospitales públicos, oficinas gubernamentales y empresas, los declarados como libres de humo de tabaco. Actualmente se busca que centros comerciales como Andares, el estadio Akron de las Chivas o el de los Charros de Jalisco se incorporen a esta dinámica.

14% de los establecimientos comerciales estarían incumpliendo por completo con los requerimentos enla  aplicación de la Ley de Protección contra la Exposición al Humo de Tabaco, según estimaciones de autoridades estatales

Las direcciones de Inspección y Reglamentos de los municipios son los responsables de revisar que en locales comerciales estén diferenciados los espacios para fumadores y no fumadores y se respeten las normas estatales en la materia. Entre 2016 y 2017, Coeprisjal apoyó realizado 47 verificaciones a establecimientos como bares y restaurantes donde se reportaron irregularidades. La autoridad estatal reconocen que si bien se apoyan en los municipios (existen 87 convenios de colaboración), muchas veces estos relajan la vigilancia en la materia o son los mismos dueños de locales quienes desconocen la ley.

“La ley tiene algunas indefiniciones. La tendencia en el país es que se homologuen todas las leyes y que se eviten estas interpretaciones; la complejidad para aplicarla permite la discrecionalidad. Jalisco debe de trabajar, todos juntos, para modificar la ley para tener edificios libres de humo de tabaco”, explicó Gustavo Iglesias Robles, secretario técnico del Centro Estatal contra las Adicciones Jalisco (Cecaj).

El especialista mencionó que Jalisco es uno de los estados que anda un poco más atrasado en regulación del tabaco: “Sabemos que hay una percepción de la industria restaurantera y similares que habrá un impacto, esto ya ha sucedido en otros estados y ciudades. Por ejemplo en Ciudad de Mexico se implementó y no pasó nada (…) La ley debe definir claramente si es un espacio libre de humo de tabaco o no. Ya cuando una ley trae hasta detalles de presión, pascales… cuando se vuelven las cosas muy complicadas, no se abona en nada. Debemos tener una ley muy precisa para no caer en interpretaciones”.

Por su parte, Dagoberto García Mejía, titular de Coeprisjal mencionó: “Es un tema de difícil aplicación (la ley). Es decir, el restaurante o el área que quiere tener un área para fumadores le genera mucho gasto. Las condiciones de aplicación, desde el punto de vista infraestructura, son muy costosas. Además, se requiere un mantenimiento específico. Por lo tanto al dueño le resulta muy poco adecuado tener áreas para fumar”. Ante estos gastos, los dueños optan por dejar sus espacios como 100% libres de humo de tabaco.

El funcionario reconoció más que sancionar a negocios que incumplen las normas, buscan crear conciencia de la importancia de tener espacios libres de humo de tabaco. Detalló que aunque se trabaja de cerca con los municipios, reconoce que se han dejado de atender áreas estratégicas y van a reforzar las labores de vigilancia.

Urgen medidas más contundentes contra el tabaco

David Cardona Müller, profesor-investigador del Departamento de Fisiología del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara.

A decir de expertos, es importante que se establezcan políticas públicas más contundentes para combatir el consumo de tabaco entre la población, explicó David Cardona Müller, profesor-investigador del Departamento de Fisiología del Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la Universidad de Guadalajara.

Piden modificar ley que regula al tabaco en Jalisco FOTO: Cortesía

“Es un problema que se debe de abordar desde un nivel legislativo, comunitario y muy importante el familiar. Desgraciadamente las personas comienzan a fumar por influencia del papá o la mamá. Por más que le digamos a un niño que fumar es malo y le hace daño, de forma inconciente lo tienen como algo normal porque lo ven en la familia”, explicó el académico.

El académico criticó que se pase por alto la normatividad que impide la venta de productos de tabaco a menores de edad: “Hay que hacer más estrictas las leyes para evitar que se dé tabaco a menores de edad y si me permiten, creo que no debería ser de 18 años la edad para empezar a fumar. Si me preguntaran a mi hasta 25 años que es cuando alguien tiene ya un poco más de criterio y puede ver, de forma más objetiva, las consecuencias a las que se expondría si empieza a fumar”.

Te recomendamos

Loading...
Revisa el siguiente artículo