Macri sufre un "quiste pancreático" de carácter "benigno"

No es necesario realizar tratamiento alguno

Por EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, sufre un "quiste pancreático" de carácter "benigno" que no requiere de tratamiento y que le fue diagnosticado en unos estudios de rutina, informaron hoy fuentes oficiales.

"Una ecografía abdominal mostró la existencia de un quiste pancreático preexistente de carácter benigno", explicó la Presidencia Argentina en un comunicado, que especifica que los estudios médicos al jefe de Estado, de 59 años de edad, tuvieron lugar el pasado 23 de mayo en el Centro de Diagnóstico Maipú, en la localidad bonaerense de Vicente López.

"Hoy, en el mismo centro, se le realizó una resonancia magnética y se obtuvo el mismo diagnóstico por lo que no es necesario realizar tratamiento alguno", concluye el texto difundido.

¿Qué es un quiste pancreático?

Son "sacos de líquido en el páncreas, un órgano de gran tamaño ubicado detrás del estómago que produce hormonas y enzimas que facilitan la digestión de alimentos", de acuerdo a la página oficial del hospital Clínica Mayo.

La mayor parte de los quistes pancreáticos no son cancerosos, y muchos no producen síntomas. Comúnmente se descubren cuando se hacen análisis de diagnóstico por imágenes por otros problemas. Algunos son, en realidad, sacos de líquido no cancerosos (benignos) revestidos con tejido cicatricial o inflamatorio, no el tipo de células que se encuentran en los verdaderos quistes (seudoquistes).

Pero algunos quistes pancreáticos pueden ser o volverse cancerosos. Es posible que el médico tome una muestra del líquido del quiste pancreático para determinar si tiene células cancerosas. O tal vez el médico recomiende controlar el quiste durante un tiempo para ver si presenta cambios que indiquen cáncer

La salud de Mauricio Macri

Tras los estudios del pasado mes de mayo, consistentes en una prueba de esfuerzo y una ecografía general, la Presidencia ya explicó que fueron superados "con resultados satisfactorios", aunque quedaban por conocerse los resultados de los análisis de sangre y orina.

La salud del mandatario desde que asumió el poder en diciembre de 2015, generó debate cuando fue internado dos días en junio de 2016 por una leve arritmia.

Un mes más tarde, le realizaron una artroscopia en la rodilla para retirarle un trozo de menisco que no tuvo complicaciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo