La afición mexicana fue el alma de Rusia 2018

Más de 40 mil mexicanos viajaron a Rusia para disfrutar de la Copa del Mundo

Por Kóstic Morozov

Las calles del centro de la ciudad ya no son lo mismo. Cerca de la Plaza Roja ya no se respira la misma atmósfera de una semana atrás. No hay sombreros de charro, tampoco máscaras, ni sarapes. En Moscú, ya en espera de las semifinales de la Copa del Mundo, el verde se ha ido. Queda uno que otro por ahí, pero la ola mexicana que invadió Rusia ya no está más.

Sin embargo, en este país queda la impresión de que para el pueblo mexicano fue una gran fiesta el Mundial de 2018. Según datos de la embajada, fueron en total más de 43 mil personas las que llegaron a Rusia procedentes de tierra azteca. Una cifra impresionante, suficiente para vestir de verde a cada ciudad donde se presentó el Tricolor.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

‘Tota’ Carbajal etiqueta de vergonzosa la actuación del Tri en Rusia 2018

Las vías aledañas a la Plaza Roja fueron durante dos semanas una sucursal del folclore mexicano. Sobre todo la Calle Nikolskaya, también conocida como la calle de las luces, que se volvió famosa alrededor del mundo. Se trata de un largo andador peatonal con miles de focos que cuelgan en el aire dando al lugar un ambiente único.

Ahí se concentró la fiesta, no sólo de México, sino del mundo entero. Fue el punto de encuentro para las culturas de todo el planeta. Ahí convivieron, se conocieron y fraternizaron, como sólo la Copa del Mundo suele permitirlo. Para los aficionados que llegaron de tierra azteca, fue el lugar también donde se convirtieron en “estrellas”.

“No mames, me tomé más fotos en Rusia que en toda mi vida”, dijo Carlos, un aficionado proveniente de Sonora. Con un sombrero de charro, camiseta verde y una enorme bandera tricolor sobre la espalda, se volvió, igual que miles de mexicanos, en un atractivo para el pueblo ruso. A cada paso, seguidores vestidos de manera similar eran detenidos para pedirles posar junto a ellos y guardar una imagen para el recuerdo.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Fernando Hierro deja de ser DT de España

El impacto de esa exportación cultural fue alto, pero también confuso. “Pensamos que todos usaban sombrero, en su vida normal, todo el tiempo”, relató la moscovita Olga, poco después de posar junto a un mexicano precisamente en la Calle Nikolskaya. Ahí mismo le explicaron que no es así: vestirse de charro es algo común en la Copa del Mundo, pero no en el día a día.

Durante la primera fase de Rusia 2018, los mexicanos  fueron protagonistas en las calles de Moscú. Para la ronda de octavos de final, fueron cerca de 20,000 los que permanecieron en el país para trasladarse a Samara, donde el Tricolor fue eliminado por Brasil, al caer por 2-0. Ahí terminó el sueño y también la fiesta mexicana.

Aunque algunos se quedaron en el país unos días más, la gran mayoría viajó ya de regreso a México. En el Fan Fest o en la Plaza Roja todavía se ve uno que otro. “Pero ya nos vamos, esta chingadera ya se acabó. Ahora, ahorrar para ir a Qatar”, sentenció Rodrigo, de la Ciudad de México. La fiesta de Rusia 2018 concluyó para la afición tricolor.

PUBLIMETRO TV

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo