Sánchez y Torra, sin acuerdo sobre autodeterminación de Cataluña

Aunque en su reunión coincidieron sobre varios temas, la separación de Cataluña del resto de España no fue parte de ellos

Por EFE

El jefe del Ejecutivo de España, el socialista Pedro Sánchez, y el presidente regional de Cataluña, Joaquim Torra, acordaron hoy renovar la relación entre ambas administraciones a pesar del desacuerdo por la autodeterminación de esa comunidad autónoma española.

Ese fue el principal asunto que Torra puso sobre la mesa durante la reunión de más de dos horas que ambos dirigentes mantuvieron hoy en Madrid, y que sirvió para encauzar y hacer posible el trabajo conjunto entre las instituciones, aunque el Gobierno central dejó claro que la autodeterminación "no cabe en España", según explicó en rueda de prensa la vicepresidenta del Ejecutivo español, Carmen Calvo.

España: no a la separación

La vicepresidenta calificó el encuentro de "eficaz, institucional y lleno de cortesía", pero subrayó que ante la propuesta de una separación de Cataluña del resto de España, Sánchez tiene "muy poco de qué hablar" con Torra, ya que esa posibilidad no está recogida en la Constitución.

En ese sentido, el presidente del Gobierno español le recordó el Estatuto de Autonomía que regula el autogobierno en Cataluña y el alto grado de descentralización existente en España, por lo que en torno a su propuesta no hay ningún margen de acuerdo, dijo la vicepresidenta.

Según Calvo, el Ejecutivo español "tiene la obligación" de defender el orden constitucional y, aunque conozca que hay "un proyecto político independentista" en Cataluña, debe fomentar la distensión y el trabajo conjunto con sus autoridades.

A pesar de todo, Sánchez se comprometió con Torra a levantar los "vetos" que el Gobierno central tiene interpuestos ante el Tribunal Constitucional (TC) contra algunas leyes catalanas, relativas a la pobreza energética o al cambio climático, como una forma de normalizar las relaciones entre ambas administraciones, muy deterioradas por el proceso secesionista en Cataluña.

Igualmente ambos decidieron convocar una reunión bilateral Estado-Generalitat (Gobierno regional de Cataluña) en el marco de la normalización de relaciones.

Cataluña, sin renunciar a la independencia 

En una comparecencia ante la prensa, Torra valoró los gestos del Gobierno de Sánchez y el buen tono de la reunión, aunque le advirtió de que "no renuncia" a ninguna de las fórmulas para llegar a la independencia.

También le dijo que la autodeterminación no pasa sólo por reconocer que es un problema político, sino que es algo "que tiene que votarse" ya que cuenta con el apoyo "del 80 por ciento de los catalanes".

En las últimas elecciones regionales catalanas las formaciones independentistas consiguieron un 47,52 por ciento de los votos, frente al 43,45 logrado por los partidos que defienden la continuidad de Cataluña en España.

Torra exigió a Sánchez que se acabe "la ofensiva judicial y política contra el independentismo" y le reclamó poner fin a "la persecución de las ideas", a lo que el presidente del Gobierno español respondió que en España no existen presos políticos y que su Ejecutivo no puede interferir en las decisiones de los jueces.

A pesar de no haber escuchado de Sánchez "una propuesta o alternativa" para Cataluña más allá del concepto de un Estado plurinacional, el líder independentista aseguró irse satisfecho ya que pudieron "hablar de todo" y abrir una relación "bilateral" que seguirá en una segunda reunión en Barcelona "próximamente".

Para Torra, la reunión de hoy abre "un hilo de esperanza" ante próximos encuentros porque "si partimos del reconocimiento de que hay un problema político, hay que hacer esfuerzos para encontrar soluciones políticas".

Hacía dos años que un presidente del Gobierno regional de Cataluña no acudía al Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo español.

El último en hacerlo para reunirse con el conservador Mariano Rajoy fue Carles Puigdemont, actualmente huido de la Justicia española y a la espera de la decisión de Alemania sobre su extradición a España, donde el Tribunal Supremo le ha procesado por los delitos de rebelión y malversación por impulsar la hoja de ruta unilateral a la independencia de Cataluña.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo