Helsinki se une en una gran protesta contra Putin y Trump

La cumbre que reunirá mañana en Helsinki a los líderes Vladímir Putin y Donald Trump despertó rechazo colectivo en capital filandesa

Por EFE

Casi 2 mil personas marcharon por el centro de Helsinki para condenar las políticas de inmigración de Trump y su voluntad de construir un muro con México, la homofobia impulsada por el Kremlin, la falta de libertades y el encarcelamiento de activistas en Rusia, entre otras muchas denuncias.

"Hagamos de nuevo grandes a los Derechos Humanos", rezaba el lema de la manifestación, en alusión al eslogan con el que llegó Trump hace un año y medio a la Casa Blanca.

Te recomendamos:

La protesta contra los líderes de las dos grandes potencias nucleares logró reunir bajo las mismas banderas a activistas de Amnistía Internacional, ecologistas, anarquistas, miembros del movimiento LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales) e incluso a la comunidad ucraniana residente en Helsinki.

"Que Putin haga todo lo que quiera en su propio país, pero invadir otros países para quitarles territorios no está nada bien", dijo el ucraniano Víctor Ivanov, que marchó junto a su mujer envuelto en una bandera de su país.

Oki, un finlandés que se defiende en ruso, recorrió 250 kilómetros desde la ciudad de Pori, al noroeste de la capital, para manifestarse en el centro de Helsinki con una gran pancarta en la que se podía leer en ruso "Deportemos el racismo".

"Queremos que Putin y Trump dejen de alentar guerras en todo el mundo", comentó.

A pocos metros, Helena, una finlandesa que trabaja en una institución de la ONU en Ginebra, portaba una pancarta que exigía la libertad para el cineasta ucraniano Oleg Sentsov, que cumple una condena a 20 de prisión en Rusia por delitos de terrorismo y que lleva dos meses en huelga de hambre.

"La situación con la libertad de prensa en Rusia es realmente deplorable. Hablar con libertad y trabajar por los Derechos Humanos es muy problemático en Rusia", afirmó Helena.

La política migratoria de Trump, que desde el pasado abril ha separado a cerca de 3 mil niños indocumentados de sus familias en la frontera con México, fue otro de los temas que más atención suscitó.

Unos metros más atrás, la finlandesa Katya desfilaba en silencio con un cartel contra el muro que Trump quiere construir en México.

"No se debería separar a las familias, y hace poco leí que, para reunirlas con sus hijos, hacen que los padres (indocumentados) paguen por las pruebas de ADN. Es una locura, no deberían tener que pagar por los errores de otros", denunció en declaraciones.

La joven de 23 años condujo durante dos horas hasta Helsinki también por otro motivo: "los escasos derechos de los LGTB en ambos países".

"En Rusia es ilegal tener una bandera del orgullo gay, y eso es simplemente demencial", lamentó.

Lo más visto en Publimetro:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo