Cada día mueren tres niños o bebés; urgen a alzar la voz para defenderlos a todos

Los recientes casos de ataques sexuales contra niñas ha puesto en el debate público la posibilidad de imponer penas más graves

Por Jennifer Alcocer Miranda

En México, diariamente son asesinados tres niños y bebés advirtió el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), Ricardo Bucio Mújica.

Esta alerta sumada al creciente fenómeno de feminicidios en México, la constante de que las víctimas sean menores de edad y que sus perpetradores resulten impunes o con penas que fácilmente pueden evadir o librar, ha sacado a la luz, nuevamente, la propuesta de que la castración química como una de las penas.

La iniciativa fue retomada por la organización Ciudadano Empoderado, por la muerte de Ana Elizabeth, la niña de ocho años cuyo cuerpo fue hallado tras dos días de haberla reportado como desaparecida, en el municipio de Juárez en Nuevo Léon y que ha causado indignación a nivel nacional. También fue una de las propuestas del ex candidato presidencial independiente, Jaime Rodríguez Calderón.

Pedro Alejo Rodríguez, líder de la organización y excandidato independiente a la alcaldía de Monterrey, acudió a la Oficialía de Partes del Congreso local para solicitar que se abra un debate para plantear el endurecimiento de penas en la entidad.

Mientras que la activista en pro de los derechos de las mujeres, Verónica Villalvazo, mejor conocida como Frida Guerrera, dijo a Publimetro que la castración química no resulta una solución a la problemática, sino más bien toda la sociedad debe luchar por posicionar el tema y exigir que las autoridades realmente les interese e importe este tema y no sólo resuelva aquellos que son mediáticos.

"Es risible que la gente pida castración química cuando la violación no implica nada más un pene, la violación va más allá y lo que se requiere es que las autoridades realmente revisen las penas que se imponen a los que cometen estos actos, que investiguen bien una denuncia y que les importe hacerlo", dijo.

La también periodista comentó que tiene conocimiento de al menos 46 muertes de menores en lo que va del años, quienes no sólo fueron asesinados sino que también fueron víctimas de algún tipo de abuso sexual.

Castración química legalmente inviable

Para Gustavo López Montiel, profesor del Departamento de Estudios Jurídicos y Sociales del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México, las penas aplicadas a quienes cometan este delito varían y la homologación de una sanción resulta inviable.

Esto, debido a que cada entidad establece la sanción en su Código Penal y ésta atiende o debería de atender la realidad que se vive en cada uno de los 32 estados.

"Aún hay varios problemas con el tema, por un lado la lucha intensa por hacer que el feminicidio incorpore criterios dentro de las policías para que los castigos sean viables, sin que sean contrarios a los derechos humanos", comentó-

Rodrigo Madero Mesa, abogado penalista y profesor de derecho, explicó que la pena como castigo, tiene una doble función: inhibir a que otras personas cometan la misma conducta, eso sería un efecto general; y, un efecto particular, es la reinserción social, a efecto de que el reo pueda reintegrarse a la sociedad.

Sin embargo, el delito no se combate aumentando penas. Se combate con prevención, atacando sus causas, además de que el artículo 22 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que ninguna pena puede ser inhumana, inusitada y trascendental, como en su caso podría considerarse, por lo que una pena como esa abre un debate ético respecto al derecho humano de la dignidad humana y la justicia restaurativa base del nuevo sistema de justicia penal.

¿La castración química atenta contra la dignidad del ser humano?

– A consideración nuestra sí lo es. Habría que debatir en un plano de aspectos generales de la pena, pues si aceptamos que vivimos bajo un contrato social y conocemos la consecuencias de separarnos del mismo, una persona que delinque sexualmente, y destruye bienes jurídicos tan importantes como el desarrollo sexual; la libertad sexual; y/o, el desarrollo piscosexual del ser humano, acepta, al delinquir, que se le imponga un castigo.

No obstante, no podemos tener penas que atenten contra nuestra autodeterminación y, anticipen conductas en el futuro.

¿México debe aprobar la castración química ante el creciente número de feminicidios?

– Recordemos que el fin no justifica los medios. El feminicidio es un delito cuyas causas son muy variables y para inhibir éste tipo de conductas, se deben atender las causas, no únicamente las consecuencias. Se debe educar, romper con los roles y patrones asumidos. Además, debe fortalecerse la procuración y administración de justicia. México no tiene un problema de leyes, tiene un problema de impartición de justicia.

La imposición de una pena que atenta contra la dignidad humana, para inhibir la comisión de delitos contra la mujer, es tener una actitud reactiva no preventiva; de nada sirve una pena, si no se impone.

Aumentar penas que atenten contra la dignidad humana, en México nos alejaría del Estado Democrático de Derecho que, como obra negra construimos día a día. Y nos acercaría a un régimen dictatorial en que la persona sea un medio para conseguir fines sociales.

No olvidemos que las penas tienen que ser congruentes con las conductas. Proporcionales, justas y respetuosas de los derechos humanos.

¿Es viable una propuesta de esa naturaleza a la luz del sistema de justicia penal y el principio de justicia restaurativa?

No sólo no es viable, es contradictorio. El daño que se causa con un delito de odio, es incalculable. La justicia restaurativa busca la reconstrucción del tejido social. Busca restituir las cosas al estado en el que se encontraban antes de que se cometiera el delito.

Una pena como la castración química, puede no ser justicia, suena más a retribución; puede entenderse en cierto momento como la satisfacción de un deseo de venganza que nace en el ser humano cuando se es víctima del delito. Como la víctima no puede satisfacer ese deseo de venganza por que se haría justicia por propia mano, recurre al Estado para que ejercite esa venganza como política criminal. Un Estado (en otras cosas) está para cuidar la armonía de sus miembros, no para constituirse como “vigilante” ni coadyuvar a la satisfacción de vendettas personales.

Si México avanzó en la creación de una justicia restaurativa, deben crearse leyes que sean tendientes a la consecución de eso fines, respetando los valores de creación de la norma. Y más allá de crearse, leyes, deben aplicarse estas leyes. No esquivarla la ley ni evitar su cumplimiento.

No a los castigos light

Frida Guerrera abundó que en su labor ha encontrado que en muchas entidades las sentencias contra quienes son señalados como culpables de violación contra menores de edad resultan mínimas ante la gravedad de los casos y cuando salen libres se vuelven reincidentes o simplemente evaden la justicia y huyen a nuevos sitios donde retoman las agresiones.

Mientras que la reparación dictaminada por las autoridades hacia las víctimas o sus familias nunca se cumple, por lo que agregó que se deben reconsiderar las penas a los atacantes y a los menores imponer penas que les permitan realmente llevar a cabo una rehabilitación para inhibir que se repitan estos ataques pensando que saldrán inmunes.

"Si vivas no les interesamos muertas menos. Las autoridades deben poner cartas en el asunto, no es un tema de activistas, es un tema que requiere que posicionemos en la agenda nacional y que todos, como sociedad, volteemos a ver, alcemos la voz y exijamos que se detenga", manifestó.

En el caso de Ana Elizabeth se sabe que su agresor fue policía y se le buscaba por otros casos de abusos sexuales.

Casos recientes

Los expertos activistas coincidieron en que no se debe esperar a que el asesinato de un menor se convierta en un asunto mediático para atenderlo como prioridad. Además del asesinato de la niña de Nuevo León, hay otros recientes:

16 de julio: Aleida, de siete años, fue hallada muerta en una habitación en un domicilio ubicado en el Fraccionamiento Arboledas, de Altamira, Tamaulipas. El cuerpo presentó una herida en el cuello y fue agredida sexualmente presuntamente por un familiar.

10 de mayo: Ximena Paola Vargas Romero de 14 años, era estudiante de secundaria y vivía en Nezahualcóyotl, Estado de México. Su cadáver fue hallado con golpes y evidencia de asfixia.

23 de septiembre de 2017: el cuerpo de un niño de entre tres y cinco años de edad fue encontrado en las inmediaciones del Eje 10 Sur, en la Colonia Ampliación Selene, en el perímetro de Tláhuac. Dos meses después fue reclamado por su tía y abuelo.

23 de marzo de 2015: el cuerpo de una niña de dos años fue hallado al interior de una maleta en la calle Berlín, colonia Juárez en la Ciudad de México con evidencias de violación y golpes en la cabeza. Nadie lo buscó, pero le llamaron “Ángela”. Tras un año de esperar a que algún familiar se presentara a identificar el cadáver, el gobierno local se encargó de su funeral.

Las sanciones por feminicidio en diferentes Códigos Penales:

  • Nuevo León: El artículo 331 Bis establece una sanción de 40 a 60 años de prisión y multa de cuatro mil a ocho mil cuotas.
  • Puebla: El artículo 338 Bis estipula una sanción de 40 a 60 años de prisión y multa de 500 a mil días de salario.
  • Michoacán: El artículo 20 establece que el feminicidio se considerará homicidio calificado y se califica con 20 a 40 años de prisión.
  • Guanajuato: El artículo 154A apartado VII, establece penas de 30 a 60 años de prisión y de 300 a 600 días multa. Si concurre con el mismo u otro delito, se acumularán las penas que por cada uno se impongan. La de prisión no podrá exceder de 70 años.
  • Jalisco: El artículo 232-Bis impone de 25 a 45 años de prisión a la persona que cometa el delito de feminicidio. En caso de la víctima sea menor de edad o con capacidades diferentes, se impondrán de 30 a 50 años de cárcel.
  • CDMX: El articulo 148 Bis establece penas de 20 a 50 años de prisión. Si entre el activo y la víctima existió una relación sentimental, afectiva o de confianza; de parentesco, laboral, docente o cualquiera que implique subordinación o superioridad, y se acredita cualquiera de los supuestos establecidos en las fracciones anteriores, se impondrán de treinta a sesenta años de prisión.
  • Quintana Roo, el artículo 89 Bis, impone prisión de 25 a 50 años y de mil 500 a tres mil días multa.
  • Estado de México, el artículo 281, establece la penalidad de 40 a 70 años de prisión o prisión vitalicia y de 700 a cinco mil días multa. La pena se agravará hasta en un tercio cuando la víctima sea mujer menor de edad, embarazada o discapacitada, así como cuando el sujeto activo sea servidor público y haya cometido la conducta valiéndose de esta condición.

Datos

  1. El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) tiene registro, hasta el mes de mayo, de 315 feminicidios a nivel nacional, la activista comenta que en tales cifras tiene documentados al menos 999 casos en toda la república.
  2. De estos, al menos 46 son casos que involucran a menores, situación que, la activista Frida Guerrera consideró grave pues la tendencia es creciente no sólo en mujeres, sino en niñas y niños víctimas de esta situación.

Entérate:

 

Lo más visto en PublimetroTV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo