Noticias

K9: la unidad canina que protege las cárceles en CDMX

Los perros van rotando entre los cuatro penales que se encuentran en Ciudad de México

Por EFE

Maverick, Carter o Beto son algunos de los perros que conforman el K9, la fiel unidad canina que trabaja en las penitenciarías de Ciudad de México desde hace casi 20 años en labores de protección, guardia y detección de sustancia ilícitas.

Beto husmea una hilera de unas 30 cajas de madera hasta que su prodigioso olfato le advierte de algo inusual. En una de ellas se esconde un teléfono móvil, y tras detectarlo ladra en varias ocasiones para avisar al técnico penitenciario que trabaja con él.

En prisión, ejerce este trabajo en la aduana de vehículos para asegurar que nada ilícito entre en ninguna cárcel de la capital de México, un país donde la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha advertido severamente de irregularidades, autogobierno y presencia de objetos prohibidos en las prisiones.

Este golden retriever es uno de los 29 miembros de la Unidad Canina K9 del Sistema Penitenciario de Ciudad de México, un grupo especial que, junto a expertos en manejo de canes, se dedica a dar seguridad en las prisiones de la capital desde 2002.

De acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de la CNDH, en la mayoría de las cárceles de México hay insuficiencia de personal y custodia, deficientes condiciones materiales, y falta de capacitación y programas de desintoxicación.

Y la mitad de los penales estatales padecen autogobierno y hacinamiento, entre otros problemas.
En Ciudad de México, los penales obtienen una puntuación de 6.88 sobre 10, ubicándose en la parte media-alta de la tabla en comparación con los otros 31 estados del país.

Loading...
Revisa el siguiente artículo