Deportan a bebé hondureño que compareció solo en corte de EU

Los padres del niño se enteraron que dio sus primeros pasos por la trabajadora social, que también les envió un video de él en su primer cumpleaños

Por AP

Un bebé que se volvió emblemático de la política del gobierno de Estados Unidos de separar a los inmigrantes de sus hijos se reunió por el fin el viernes con sus padres, cinco meses después que fue separado de ellos en la frontera estadounidense.

Johan Bueso Montecinos, de 15 meses de edad, llegó en avión a San Pedro Sula, pero en un principio no reconoció a sus padres.

“Cuando le hablaba ‘Johan, Johan’… se ponía a llorar”, dijo su madre, Adalicia Montecinos, ante lo cual rompió en llanto. “Él sufrió todo lo que yo he sufrido”.

Sin embargo, luego de un rato su padre se lo ganó jugando pelota. En cuestión de una hora, el pequeño sonreía mientras ambos padres lo besaban afuera de un centro donde terminaron de llenar algunos formularios para luego dirigirse a casa.

Así concluyó la extraordinaria travesía de Johan, un bebé cuya corta vida ha pasado por la pobreza de Honduras, un desesperado cruce por la frontera sur de Estados Unidos y la primera plana de los diarios del mundo.

Los padres perdieron bellos momentos de su hijo

Capturado por agentes de la Patrulla Fronteriza casi al momento de su llegada, el padre de Johan fue deportado, y el pequeño de 10 meses permaneció en un albergue en Arizona bajo el cuidado del gobierno estadounidense. En los cinco meses que siguieron, dio sus primeros pasos, pronunció sus primeras palabras y celebró su primer cumpleaños. Sus padres, a cientos de kilómetros de distancia, se lo perdieron todo.

La última vez que lo habían visto tenía dos dientecillos. Ahora su dentadura está completa.

A principios de julio, Johan compareció ante un juez de inmigración. Un reporte de The Associated Press de ese suceso (la ofuscación del juez sobre cómo lidiar con el pequeño detenido en pañales que se alimentaba con un biberón) causó indignación internacional porque personificaba la política del gobierno de Donald Trump de separar a niños inmigrantes de sus padres.

"Nunca pensé que fueran tan crueles": padre del niño

Los padres del niño se enteraron que dio sus primeros pasos por la trabajadora social, que también les envió un video de él en su primer cumpleaños, en el que despertó y se puso a llorar. Por la noticia que dio la AP sobre la presentación de Johan ante un juez se enteraron que había empezado a hablar.

“Nunca voy a ver sus primeros pasos, no voy a volver a estar con él en su primer cumpleaños”, dijo Adalicia, con la voz entrecortada. “Es lo que perdí. Son memorias que uno como mamá aprecia y recuerda para recontar a sus hijos por muchos años”.

En la audiencia, Johan pidió agua repetidas veces. En un momento dado, se sacó los zapatos y se puso de pie en calcetines.

El juez John W. Richardson difícilmente podía contener su malestar al tener que preguntarle al abogado del niño si su cliente comprendía lo que estaba pasando.

“Me avergüenza preguntarlo, porque no sé a quién se lo explicaría usted, a menos que crea que un niño de 1 año pudiera aprender las leyes de inmigración”, le dijo al abogado.

El padre que lo esperaba el viernes estaba abrumado por el sentimiento de culpa debido al fracaso catastrófico de su plan. Algún día cree que su hijo le preguntará qué ocurrió, y por qué lo dejó en Estados Unidos.

“Le diré la verdad”, señaló. “Pensábamos que teníamos un buen plan para darle una vida mejor”.

Pero sabe que su vida y la de su familia nunca volverán a ser igual.

“Me han golpeado algo adentro de mí”, afirmó. “El niño no tiene la culpa. ¿Por qué tiene que estar castigado?”.

En Publimetro TV

Niños migrantes de Centroamérica encaran futuro incierto en el sur de México

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo