Gobierno de Trump elige a qué niños reunir con sus padres

Se acaba un segundo plazo ordenado por un juez para reunir a los menores

Por EFE

Mientras se acerca el fin del plazo que la justicia le dio al Gobierno estadounidense para reunir a las familias inmigrantes separadas en la frontera, las voces en contra de esa política "despiadada" no dejan de resonar.

El juez Dana Sabraw, de San Diego (California), ordenó a la Administración de Donald Trump que entregue antes de que finalice el jueves 26 de julio a 2 mil 551 menores de edades entre 5 y 18 años que fueron separados de sus familias este año a consecuencia de la política de tolerancia cero" hacia la inmigración ilegal.

El Gobierno acortó esa lista a mil 634 menores que son los que considera "elegibles" para la reagrupación familiar ordenada por Sabraw, quien está a cargo de una demanda planteada contra las autoridades de migración por parte de una organización de derechos civiles.

Los restantes niños y adolescentes, de acuerdo con la opinión del Gobierno, no pueden ser devueltos a sus padres, pues o ya fueron deportados o están detenidos por diversos delitos o se considera que representan un peligro para sus hijos.

El juez Sabraw, que no ha puesto objeción a este argumento, cree factible que la Administración cumpla su orden antes de la medianoche de este jueves e incluso remarcó este martes el "destacado" esfuerzo gubernamental en pro de este objetivo.

Falta reunir a más de 600 niños

Según el Gobierno de Estados Unidos, de los mil 634 menores "elegibles", mil 12 ya fueron entregados a sus padres; por lo que faltan 622.

En cualquier caso, la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (Chirla) calificó hoy la deportación de cientos de padres sin sus hijos de "despiadada y vengativa".

En los grupos de los que, según el Gobierno, no califican para la reagrupación familiar están los hijos de los 463 padres inmigrantes que ya no están en el país, ya sea porque fueron deportados o salieron voluntariamente sin ellos.

Angélica Salas, directora de Chirla, el mayor grupo californiano de activistas en favor de los inmigrantes, exigió a la Administración Trump que rectifique esta "horrible técnica de tortura" con la que pretende enviar un "mensaje" disuasorio para que los adultos desistan de emigrar a los EU.

"Es una campaña antimigratoria de relaciones públicas monstruosa que solo una administración sádica podría haber ideado", criticó.

El de este jueves es el segundo plazo que el magistrado dio a finales de junio pasado a la Administración Trump para acabar con los efectos de la separación familiar fruto de la política de "tolerancia cero" hacia los inmigrantes indocumentados.

En Publimetro TV

Niños migrantes de Centroamérica encaran futuro incierto en el sur de México

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo