Mantiene el ayuntamiento de Guadalajara operativo con calandrias

Autoridades municipales realizan operativos durante el fin de semana para sancionar vehículos con irregularidades, retiran a cinco; operadores afirman que es represalia por nueva declaratoria que los protege

Por Héctor Escamilla

Por segundo día consecutivo, personal del ayuntamiento de Guadalajara implementó un operativo para sancionar calandrias que presentan irregularidades. En la jornada del sábado fueron revisadas 26 unidades y cinco retiradas de circulación, mientras que este domingo sólo se informó la implementación del operativo, pero hasta el cierre de la edición no se habían dado a conocer número de unidades infraccionadas o sacadas de circulación.

El ayuntamiento informó que estos operativos son para evitar casos de maltrato animal, luego que el pasado viernes una yegua embarazada dio a luz en el Parque Morelos (y aún así era obligada a impulsar un carruaje), así como la muerte de un equino, Grano de Oro, que colapsó el pasado 12 de julio afuera del Museo Regional en el Centro de Guadalajara.

Sin embargo, a decir de calandrieros, estos operativos en realidad serían una represalia después que estas unidades fueron incorporadas al listado de Patrimonio Cultural de Jalisco. La Unión de Calandrieros, que aglutina a 50 operadores que trabajan con caballos, fue uno de los tres antes que solicitó su incorporación a este listado y así blindarlos de los intentos de la autoridad municipal de reemplazar los vehículos impulsados por caballos por vehículos eléctricos.

Mantiene el ayuntamiento de Guadalajara operativo con calandrias FOTO: Cortesía

Rafael Mendez, líder de la Unión de Calandrieros, afirmó que ellos lo que demandan, para migrar al nuevo modelo, es sólo que las unidades eléctricas no se les entreguen en comodato, sino que sean de su propiedad:

“Supuestamente teníamos un acuerdo que nosotros firmaríamos, o no firmaríamos, hasta el último día que saliera el último carro eléctrico, pero cuando nos dijeron que los carros nunca iban a ser propiedad de nosotros, dijimos no vamos a firmar, pero déjenos trabajar hasta el último instante, nosotros ya les hicimos ver que vamos a seguir luchando y esto va a continuar”, mencionó.

El dirigente de los calandrieros negó que los caballos sean sometidos a actos de maltrato y que todas las acusaciones que han realizado las autoridades en realidad es para quitarles sus fuentes de ingreso. Agregó además que la relación con los seis calandrieros que migraron a las unidades eléctricas se fracturó por completo cuando firmaron con el municipio.

Interponen denuncias penales contra calandrieros por presunto abuso animal

El Gobierno de Guadalajara interpuso una denuncia por el delito de crueldad animal ante la Fiscalía General del Estado, con la carpeta de investigación 79157/2018, por el caso de la yegua criolla de 8 años de edad dio a luz en pleno Parque Morelos, mientras era obligada a tirar de una calandria. En los exámenes veterinarios realizados hace seis semanas por la Unidad de Protección Animal, el animal en cuestión no fue presentado por su propietario y pese a ello, fue obligado trabajar.

El pasado 12 de julio se registró la muerte del caballo Grano de Oro, que se desvaneció mientras jalaba de una calandria afuera del Museo Regional, en la calle de Liceo.

“En este caso lo que nos mueve es la protección a los animales. Nosotros estamos en vías de diálogo con todos. Además la opinión pública nos dan un saldo positivo para las calandrias eléctricas (…) ya hay prácticamente otras 10 calandrias eléctricas que están listas para entrar en operación”, afirmó el alcalde de Guadalajara, Enrique Ibarra.

Multa a los calandrieros supera los cinco mil pesos y retiro de la unidad

  • De las calandrias retiradas, en su mayoría fueron por no contar con licencias, o anomalías que implican un riesgo para la seguridad de los paseantes. En uno de los casos, el caballo registrado en el certificado de la calandria, no coincidía con el equino que en ese momento jalaba el carruaje.
  • Los carruajes fueron retenidos y llevados a las instalaciones del Parque Agua Azul. Por su parte, los caballos se observaron en buenas condiciones de salud y para no someterlos a más estrés, se les dio la opción a los choferes de resguardarlos en sus caballerizas.
  • La sanción por no contar con licencia o la certificación de la Unidad de Protección Ambiental del municipio para ello, es de cinco mil 678 pesos. Para que puedan recuperar el carruaje deben pagar la infracción y tramitar la respectiva licencia de operación.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo