Esperan que arresto ayude a localizar a italianos desaparecidos

Captura de presunto implicado en el incidente, "clave para encontrar a los napolitanos", afirma abogado de la familia; hallan camioneta de víctimas

Por Héctor Escamilla

Desde Italia, Claudio Falleti, abogado de la familia de los tres napolitanos desaparecidos, afirmó que la autoridad realizó “un arresto excelente, uno que podría revelar en poco tiempo, información sensible sobre la desaparición de los tres italianos”.

La Procuraduría General de la República confirmó la mañana de este lunes la detención de José Guadalupe "N", apodado Don Lupe y a José “N”, ambos presuntos integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación, con base de operaciones en el municipio de Ciudad Guzmán, y el primero de ellos imputado como autor de la desaparición de tres ciudadanos italianos, cuyo paradero se desconoce desde el pasado 31 de enero.

Tres millones de pesos, la recompensa ofrecida por los familiares de los tres desaparecidos a cambio de información que ayude a su localización

El litigante afirmó que esta persona señalada como Don Lupe podría ser la misma que en las indagatorias es identificada como Don Ángel, presunto autor material de la desaparición de los tres italianos según la declaración de los cuatro policías detenidos.

Agregó que el pasado 10 de julio fue localizado en Apatzingán, Michocacán, una de las dos camionetas propiedad de los italianos desaparecidos, una Honda CRV de color blanco.

Omar Hamid García Harfuch, director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, informó que la doble aprehensión se registró en el municipio de Zapopan, posteriormente, autoridades municipales confirmarían que la aprehensión ocurrió en la zona de Niño Obrero y Guadalupe en la colonia Chapalita; en estas acciones no hubo incidentes de violencia.

Esperan que arresto ayude a localizar a italianos desaparecidos De izquierda a derecha, Antonio Russo de 25 años, Raffaele Russo de 60 años y su sobrino Vincenzo Cimmino de 29 años. / FOTO: Cortesía

García Harfuch, en conferencia de prensa, dijo que José Guadalupe “N” era el responsable de la venta de drogas en los municipios jaliscienses de Ciudad Guzmán, San Gabriel, Tecalitlán y Tolimán, entre otros. También operaba en algunos municipios del estado de Colima.

Agregó que este capo sería el encargado de distribuir dinero a los policías municipales de Tecalitlán y fue el quien pidió a los patrulleros municipales que les fueran entregados los italianos.

La autoridad federal informó que durante la captura de esas dos personas también fueron aseguradas armas de fuego de diversos calibres, cartuchos útiles, varias dosis de marihuana y anfetaminas, así como un automóvil.

Los detenidos fueron trasladados a la Ciudad de México y puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), con la finalidad de determinar su situación jurídica.

La desaparición de los italianos y los avances de las investigaciones

El pasado jueves 1 de febrero se reportó la desaparición de tres italianos en el sur de Jalisco. Procedentes de la ciudad de Nápoles, se trata de los comerciantes Raffaele Russo de 60 años, su hijo Antonio Russo de 25 años y su sobrino Vincenzo Cimmino de 29 años.

Según las investigaciones, Rafaelle desaparece cerca de las 15:30 horas del 31 de enero; la última ubicación de su camioneta Honda CRV color blanca es en una gasolinera cerca de Tecalitlán.

Posteriormente, un hijo de Rafaelle pide a su hermano Antonio que él y su primo vayan a buscar a su padre. Llegan a la gasolinera con la última ubicación de Rafaelle, también en una camioneta CRV blanca. La última comunicación que Antonio y Vincenzo tienen con sus familiares informan que llegaron a la gasolinera, pero policías en “dos motos y un coche” les piden acompañarlos. La señal del GPS se pierde cerca del poblado El Refugio, en Tecalitlán.

La familia acusa que hablaron a la policía municipal y les dijeron que los tres italianos estaban detenidos, pero posteriormente desmienten esta declaración. A mediados de febrero, familiares de los italianos reportan la desaparición y tras la sospecha que la policía municipal está involucrada e infiltrada por la delincuencia organizada, la Fiscalía procede con su desarme.

Días más tarde, la dependencia informa la captura de Emilio “N”, Salomón “N”, Fernando “N” y Lidia “N”, policías municipales de Tecalitlán, quienes confesaron haber entregado a los tres italianos al crimen organizado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo