Muerte de jirafa y rino causa alarma en zoo de Buenos Aires

El deceso de la jirafa Shaki de 18 años y la rinoceronte Ruth que estaba enferma, alertó a grupos ambientalistas argentinos

Por AP

La joven jirafa Shaki, de 18 años, falleció junto con la rinoceronte Ruth, quien se estaba recuperando de una infección hasta que sufrió una caída, quedó varada por horas en el lodo y murió.

Los recientes decesos han avivado las acusaciones de conservacionistas de que el intento del gobierno de Buenos Aires por convertir un zoológico de 140 años en un “Ecoparque” y mudar a la mayoría de sus mil 500 animales a santuarios, ha sido un desastre mal planificado.

Te recomendamos:

Una coalición de más de una docena de grupos ambientalistas y veterinarios emitió una carta denunciando un "estado de abandono" en el lugar, donde unos 200 animales han muerto desde el 2016.

Y más recientemente, un ex director del zoológico presentó una demanda exigiendo una investigación por las muertes de Shaki y Ruth, argumentando que la falta de recursos y el estrés ocasionado por una construcción cercana contribuyeron a sus decesos.

"No es el arca de Noe, es más bien un buque que se parece al Titanic", dijo Claudio Bertonatti, exdirector del zoológico de Buenos Aires y asesor de la Fundación Azara, una organización no gubernamental. "Hoy nos hemos chocado contra ese iceberg”.

Historia del recinto animal

El zoológico se inauguró en 1875 en lo que era entonces un terreno tranquilo a las afueras de Buenos Aires.

El recinto llegó a ser un sitio favorito del novelista argentino Jorge Luis Borges, quien, fascinado por los tigres, escribió sobre ellos en sus libros.

Pero con el crecimiento de la megalópolis, se vio rodeado de avenidas atestadas de autobuses tocando bocinas y autos chirriando cerca de los recintos de animales, donde recientemente un león solitario pasaba el tiempo persiguiendo su cola en círculos.

"Hay una situación de cautiverio que es degradante para los animales. No es la manera de cuidarlos", dijo el alcalde de Buenos Aires Horacio Rodríguez Larreta cuando anunció el cierre del zoológico en el 2016.

La gran tarea ha sido conseguirle un nuevo hogar a los animales, cientos de los cuales aún están tras rejas en el sitio, en un ruidoso limbo.

Los constructores del Ecoparque, como ahora se llama el sitio, dicen que se han hecho mejoras a los recintos y que el terreno de 18 hectáreas (45 acres) ha estado cerrado al público, reduciendo así el estrés en los animales. Hasta ahora unos 432 han sido mudados, incluyendo dos osos pardos a The Wild Animal Sanctuary en Colorado, tres caimanes al Noah's Ark Animal Sanctuary en Georgia y una iguana de Fiji al Zoológico de San Diego.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo