Dan últimatum a Plaza Patria por daños a vehículos

Tras la protesta de damnificados por la inundación del pasado 10 de junio en el centro comercial Plaza Patria, autoridades zapopanas afirman que intercederán para que se les pague el 100% a quienes sufrieron daños en sus vehículos

Por Héctor Escamilla

La manifestación que se realizó el pasado sábado en el centro comercial Plaza Patria ya causa algunas reacciones; por lo pronto el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, afirmó que intercederán con los dueños de la plaza para que se hagan responsables de cubrir al 100% los daños de más de un centenar de vehículos luego de la inundación del 10 de junio.

Una veintena de personas decena de personas acusaron sólo les quieren pagar 5% del valor de sus coches, a lo que Lemus adelantó que tendrá una reunión con los dueños para hacer presión que la cobertura sea total:

“Vamos a respaldar a todos los afectados, tienen toda la razón, el centro comercial debe de pagarles todos los gastos por las afectaciones” señaló el edil, quien afirmó que este encuentro podría llevarse a cabo mañana.

Según datos del municipio, hasta el momento 70% de los afectados ya han sido indemnizados, sin embargo los agraviados afirman que apenas 50% ha recibido el pago, el cual no fue completo. Al resto de los afectados sólo les quieren pagar el deducible del seguro.

“Hay gente que no tenía seguro, hay gente como yo que sí tengo seguro pero que de todas formas pierdo mi enganche, pierdo todas las mensualidades que llevaba pagadas y solamente por haber tomado la decisión de consumir como cliente; mi camioneta si estaba asegurada pero nos pagaron el valor comercial, que es valor del libro azul, le estamos perdiendo 60 mil pesos que es lo que pedimos que nos pague Plaza Patria”, relató una damnificada el día de la manifestación.

Lemus Navarro afirmó que la reapertura del estacionamiento subterráneo estará condicionada a que los administradores cubran en su totalidad las indemnizaciones. La sanción prevalecerá incluso con la apertura en puerta de una tienda ancla, Kidzania.

“Nosotros fijamos dos condiciones para que el estacionamiento subterráneo se pudiera abrir, la primera: que cumplan con todas la indemnizaciones hacia las personas afectadas después de la inundación y la segunda: que se cumplan con las medidas de mitigación y vamos a tener una reunión en los próximos días con los propietarios del centro comercial, para presionarlos a fin de que paguen estas indemnizaciones”.

La inundación del pasado 10 de junio, además de dañar los dos centenares de vehículos, afectó también 37 establecimientos comerciales.

Permisos de ampliación

Aunque originalmente se informó que la inundación del centro comercial se derivó de un taponamiento de las redes del drenaje por las obras de la Línea 3 del Tren Ligero, reportes periodísticos señalan que se autorizó la ampliación del centro comercial sobre el cauce del Río Atemajac y eso eventualmente iba a provocar los anegamientos.

Un trabajo de la periodista Violeta Melendez para el diario NTR y publicado recientemente señala que el actual gobierno de Zapopan fue el que dio los permisos al centro comercial para que tuviera un crecimiento constructivo de 77% a pesar de la invasión al cauce que ya existía. Este crecimiento excesivo habría sido la causante del anegamiento de la plaza el pasado 10 de junio.

Por su parte, el presidente municipal Pablo Lemus, ha insistido que ellos no dieron la autorización de la ampliación, sino que fue de la pasada administración de Héctor Robles Peiro y negaron su responsabilidad en los anegamientos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo