Batallan municipios de Jalisco para reducir pendientes financieros

Municipios lograron reducir sus pendientes financieros en la actual administración, sin embargo no ha sido suficientes para sacarlos del ranking de los más endeudadados del país

Por Héctor Escamilla

A poco más de un mes que concluyan las administraciones municipales, durante el trienio los municipios batallaron para reducir sus obligaciones financieras. Cuatro de los municipios metropolitanos se encuentran en el top 20 de las demarcaciones más endeudadas del país, en el resto del estado hay municipios con pendientes hasta el año 2035.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Guadalajara es el segundo municipio con mayor deuda pública detrás de Tijuana. En octubre de 2015, al inicio de la actual administración, el ayuntamiento arrastraba pasivos por dos mil 387 millones de pesos, mientras que al segundo trimestre de 2018 su deuda se redujo 10%, al llegar a dos mil 143 millones de pesos.

Batallan municipios de Jalisco para reducir pendientes financieros FOTO: SHCP

El ayuntamiento de Zapopan se mantuvo todo el trienio en el puesto nacional número ocho a pesar de reducir su deuda 10.2%; pasó de mil 125 millones de pesos a mil 021 millones.

Tonalá es uno de los municipios con las condiciones financieras más críticas. Al principio de la administración arrastraba una deuda de 966 millones de pesos y ocupaba el escalón 10; tres años después subió al escalón nueve, aunque redujo sus pasivos 34 millones.

En el caso de San Pedro Tlaquepaque, su deuda en 2015, al inicio de la administración de María Elena Limón, era de 659 millones que lo colocaban en el lugar 15; en 2018 se encuentra en el lugar 17, tras reducir sus obligaciones en 7.5%.

Finalmente Tlajomulco, en 2015 se encontraba en el lugar 55 nacional con pasivos por 226 millones de pesos y para el final de la del gobierno de Alberto Uribe se encuentra en la posición 60, con 173 millones de pesos por liquidar en empréstitos, una reducción de 23.5%.

De 2015 a 2018, Puerto Vallarta pasó del lugar 44 al 45, tras reducir su deuda casi 40 millones; El Salto se fue del lugar 48 al 66 y Zapotlán El Grande pasó del puesto 86 al 67.

“Si a un ente se le disminuye las posibilidades para utilizar su ingreso, porque obligatoriamente debe utilizarlo para pagar deudas, forzosamente lo que tendrá que hacer son dos cosas: una sería limitarse en lo que se refiere a gastos de inversión y, segunda, reducir en la medida de lo posible su gasto corriente para aumentar la parte de sus ingresos que se destinará a ese pago de deuda”, explicó el economista Juan Serrano Ruiz, quien explicó que lo complicado no es contratar deuda, sino pagarla y generando compromisos por parte del estado.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo