Cazadores que presumieron sus "logros" y causaron indignación

Dos estadounidenses difundieron en redes sociales haber matado a animales en África e "incendiaron" la red

Por Diego Rodríguez

La reciente matanza de cerca de 90 elefantes en un santuario en Botsuana, Africa, causó la indignación del los ambientalistas y protectores de animales por la cacería furtiva, la cual repuntó por el desmantelamiento de la unidad anticaza en ese país.

Además, la Organización No Gubernamental (ONG) Elefantes sin fronteras, informó que muchos de los cuerpos ya no tenían sus colmillos.

Este hecho se sumó a otros que ocurrieron hace algunos años y que también causaron revuelo.

Te puede interesar: La sangrienta venganza de una aldea en Indonesia contra 300 cocodrilos de un santuario tras la muerte de un hombre

Uno de ellos fue el del Rey Juan Carlos de España, quien en abril de 2012 cazó a un elefante en Botsuana de siete disparos, meses después el gobierno de ese país prohibió los recorridos a turistas con el propósito de cazar a estos animales.

Según varias estimaciones, el monarca pagó 45 mil dólares sólo por cazar al elefante, ya que el alimento, hospedaje y otras actividades tuvieron un costo extra, además las críticas en su país arrecieron ya que cuando hizo el viaje España se encontraba en una crisis económica.

En 2015 el dentista estadounidense Walter Palmer fue una de las personas más tacadas de ese país atacadas en internet, ya que en un tour de cacería en Zimbabue, mató a Cecil, uno de los leones más conocidos del país, de acuerdo con las investigaciones el hombre pagó 50 mil dólares por el recorrido.

Ante la polémica que se creó, Palmer emitió un comunicado en el que dijo que contaba con todos los permisos del país africano para cazar al león, poco después cerró sus cuentas de redes sociales y su consultorio.

En julio de este año, una mujer estadounidense identificada como Tess Thompson Talley, presumió en sus redes sociales haber cazado a una rara especie de jirafa, en Sudáfrica, el ejemplar tenía unos 18 años y casi dos toneladas de peso.

Casos en México

En México se han dado casos recientes en que la actividad humana ha afectado a diversas especies en su entorno, además de causar indignación entre la población.

Uno de los casos fue el de una fiesta organizada el pasado 25 de agosto en el Área Natural Protegida Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano.

En el sitio existen nidos de la tortuga carey, especie que está en peligro de extinción, por lo que las actividades turísticas de alto impacto están prohibidas en las zonas de anidamiento.

A través de redes sociales se dieron a conocer videos y fotografías de los asistentes cuando pisan los nidos o al jugar con las crías recién salidas de los huevos.

Ante esta situación la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) inició las investigaciones correspondientes, además de cerrar las islas Salmodina y Enmedio a la actividad turística.

En las playas de Colotepec, Oaxaca, el pasado 28 de agosto fueron encontradas poco más de 300 tortugas golfinas muertas, los animales estaban atrapados en una red de pesca, aunque varios expertos consideraron que tenían al menos ocho días de muertas.

La Profepa determinó que el enmallamiento de las 300 tortugas fue en una red prohibida para la pesca ribereña, todos los ejemplares fueron enterrados en la playa en un lugar especial que se determinó para ellos.

VIDEO RECOMENDADO EN PUBLIMETRO TV: 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo