Las causas de la crisis en Argentina son “las mismas de siempre”: analista

Metro investiga las causas de crisis económicas en Argentina, como la de 2001 y la actual

Por Miguel Velazquez

Argentina ha destacado internacionalmente en este siglo por severas crisis económicas, para conocer el origen de esta situación Metro conversó con Diego Falcone, economista y profesor de la Universidad de Buenos Aires.

 

ENTREVISTA

 

Diego Falcone

¿Qué está pasando en Argentina? ¿Qué motivó la crisis económica actual?

 

– En realidad la crisis económica empezó el 25 de abril de este año cuando el Banco Central decidió no defender más el peso argentino y desde ese momento el gobierno se quedó sin acceso a los mercados de deuda y sin financiamiento en dólares.

 

Argentina es un país que necesita dólares financieros porque no genera los suficientes a través de exportaciones o inversiones.

 

En el comienzo de 2018, a Argentina le faltaban aproximadamente 30 mil millones de dólares para poder salvar el año. ¿Qué significa esto? Dólares para poder importar, para que los argentinos puedan viajar al exterior o para los que quieran ahorrar en dólares.

 

Como los mercados de deuda se cerraron, el Banco Central tuvo que empezar a vender reservas. Lo que hemos vivido en estos días es: ¿en qué tipo de cambio el dólar entra en equilibrio con el peso? Esas han sido las causas:  un freno abrupto del ingreso de dólares financieros y un ajuste a cuál es el nuevo equilibrio.

 

¿Cuál es el pronóstico para las próximas semanas?

 

– Dependerá mucho de lo que haga el gobierno. Si logra ofrecer un instrumento para que la gente se quede en pesos, con un tipo de cambio en estos niveles, que es bastante alto, yo creo que puede estabilizar y esto se va a recomponer. Si el gobierno no toma esa decisión vamos a seguir en el limbo.

 

¿Qué diferencias y similitudes tiene esta crisis con la de 2001?

 

– Es distinto. Lo más importante es que en 2001 Argentina no podía devaluar y volverse competitiva porque se quebraba al sistema financiero. Actualmente, el sistema está sólido y no tiene ningún problema.

 

La similitud es que tiene su origen en el mismo problema de siempre. Argentina demanda muchos dólares. Y los obtiene siempre de la misma manera: pidiéndolos prestados. ¿Por qué? Porque no somos una economía exportadora como Corea. No tenemos de socio económico a Estados Unidos como lo tienen otros países. No tenemos formas genuinas de generar dólares. En 2005, con la exportación de soja, Argentina generaba dólares genuinos y con eso evitaba cualquier posibilidad de crisis.

 

¿Qué afectaciones tiene esta crisis en este momento? ¿En dónde le pega más a los ciudadanos?

 

– Los supermercados siguen funcionando con normalidad. No hay problemas de desabasto. Las grandes empresas han decidido no tomar pedidos hasta que se estabilice el dólar, porque les cuesta mucho trabajo establecer el precio. En cuanto se estabilice el tipo de cambio volveremos a tener listas de precios de productos.

 

Sin embargo, la gasolina, el gas y las tarifas eléctricas van a volar porque sus precios están en dólares. Estas son las afectaciones más inmediatas.

 

¿Qué pronóstico puede hacer de 2019 para Argentina?

 

– Va a ser un buen año en cuanto a oferta de dólares. Argentina va a resolver mucho porque está produciendo mucho gas. Lamentablemente hay que atravesar una situación complicada en el corto plazo, pero somos optimistas a lo que ocurra el año que viene.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo