Vaticano expulsa a sacerdote chileno acusado de abuso sexual

La Iglesia chilena anunció que el cura sancionado ya contaba con antecedentes de conducta sexual indebida.

Por AP

El arzobispado de Santiago de Chile expulsó a un sacerdote acusado de conducta sexual indebida en el caso de los hermanos maristas–escándalo sobre abusos sexuales en Chile– y que anteriormente había cumplido una sentencia canónica por abusos a menores.

Con lo anterior, el padre Cristián Precht Bañados obtuvo, por parte del papa Francisco “la dimisión del estado clerical”, así como la “dispensa de todas las obligaciones unidas a la sagrada ordenación” de forma inapelable efectiva desde el pasado 12 de septiembre.

Te recomendamos:

  • Tesoros del Vaticano cautivan a miles en México

La información se hizo pública el sábado a través de la oficina arzobispal, en un escueto comunicado en el que no se detalla la causa de esta decisión, pero se menciona a la Congregación de la Doctrina de la Fe, como el organismo de la Iglesia encargado de investigar los abusos sexuales.

Se sabe que Precht había cumplido en diciembre una sentencia canónica de cinco años apartado de las labores del sacerdocio por abusos sexuales a 20 víctimas de entre 15 y 33 años.

Mientras que en agosto pasado los resultados de la investigación previa realizada a Precht se remitieron al Vaticano con los antecedentes de abusos contra menores en el contexto del caso de los maristas, uno de los escándalos por abusos sexuales que más indignación causo en Chile y que se dio a conocer el año pasado.

El contexto

Los maristas son una congregación religiosa cuyos miembros hacen votos de castidad, pobreza y obediencia sin ser sacerdotes tuvo en su seno a violadores cuyas víctimas dicen recordar encierros, el cuerpo adolorido y manos que los tocaron sin su consentimiento.

El caso se destapó en agosto de 2017, cuando la jerarquía de su congregación denunció a uno de los suyos, Abel Pérez, por abusar y violar a 14 menores de edad en dos colegios.

Según estos religiosos abusaban de ellos y luego les achacaban la responsabilidad de sus actos. Por eso los niños callaron y en algunos casos tardaron más de 40 años en hablar.

Las reacciones no se hicieron esperar y José Andrés Murillo, una de las víctimas más conocidas de abusos sexuales en Chile a manos del sacerdote Fernando Karadima se pronunció a través de sus redes sociales.

También puedes leer:

“No será cárcel (aún) pero que se lo expulse de cura a Precht para mí es algo de justicia. Sus abusos provocaron al menos un suicidio y mucho sufrimiento. Una familia que quiero mucho quedó sin papá, sin hijo, marido. Cuando nos creen, hay justicia. Sea quien sea. Es simple”, afirmó en Twitter

En tanto que  Jaime Concha, uno de los principales denunciantes en el caso de los maristas se manifestó en la misma línea.

“En memoria de Patricio Vela. Los Sobrevivientes de Precht no te olvidamos y hoy te recordamos”, tuiteó.

Otro de sus compañeros denunciantes, Isaac Givovich, manifestó que el papa Francisco había impuesto un nuevo estándar de sanción para pederastas, la expulsión, y pidió el domingo que se tome la misma medida para los maristas que sean hallados culpables.

“En mi casa admiraban a Precht, también a Adolfo Fuentes. Casi los veían como santos. Ambos abusaron de mi. Ah, y se llaman delitos, no pecados. Me aseguraré que sea juzgado por ellos en los tribunales chilenos. #Maristas#CasoMaristas”, tuiteó por su parte Eneas Espinoza. Fuentes es otro religioso involucrado en el caso de los maristas.

Lo más visto en PublimetroTV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo