No es uno, sino dos los tráileres con cadáveres en Jalisco

Director cesado del IJCF afirma que son funcionarios y ex funcionarios de la Fiscalía estatal quienes tenían conocimiento de la renta y operación de los dos frigoríficos para meter los cadáveres excedentes

Por Héctor Escamilla

Tras el despido de Saúl Cotero Bernal al frente del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, se desató una guerra de declaraciones entre el funcionario y el gobierno del Estado.

Cotero fue el primer político sancionado por el escándalo que alcanzó tintes internacionales, por un frigorífico que toda la semana estuvo paseando por la Zona Metropolitana de Guadalajara, transportando 157 cadáveres sin identificar que no cabía en las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Afirmó el litigante que no es un sólo trailer el que tiene cadáveres en su interior, sino hay otra unidad con frigorífico y más de 100 cuerpos, pero este vehículo no ha sido sacado del patio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. En otras palabras, serían alrededor de 300 cadáveres en cajas de trailer.

Trailer El traíler ha recorrido al menos tres municipios del estado / Foto: Captura Los amos del camino

El ex funcionario señaló que desde hace dos años el ex fiscal Eduardo Almaguer y el ex fiscal central Rafael Castellanos fueron quienes tomaron las decisiones del manejo de los cadáveres dentro de cajas por la sobresaturación del Forense.

“Están en los tráileres, uno es el que se exhibió en los medios y otro nuevo que se contrató por parte de la Fiscalía porque nosotros no tenemos recursos para contratar ese tipo de servicio, ni la bodega donde estuvieron. No fue de mi conocimiento, ni información”

Cotero insistió que ha sido la Fiscalía la responsable de la reciente operación de las unidades de carga que derivó en el escándalo que escaló a nivel internacional.

El funcionario cesado afirmó en una entrevista radiofónica que su salida es una represalia del gobierno del Estado y que los conflictos con él iniciaron desde la ocasión qué ofreció declaraciones sobre tres estudiantes de cine desaparecidos y que no existían evidencias contundentes sobre su asesinato.

Insistió que en todo momento fue la Fiscalía estatal la dependencia que tomó las decisiones en torno al tráiler que transportaba los 157 cadáveres, desde su llevada a un predio de Tlaquepaque, su abandono en un predio de Tlajomulco y su traslado a una bodega de la Zona Industrial. Sin embargo, hasta el momento no hay un sólo funcionario de la Fiscalía sancionado por estos hechos.

Cotero incluso dijo temer una venganza de funcionarios estatales: “Estoy mejor así en estas condiciones, que no vaya a tomar otras medidas porque el secretario (Roberto López Lara) es de conductas no muy probas y hay que tener cuidado. Voy a tener que estar también… andar… pues cuidado, que no me vaya a pasar nada a mí o a alguien de mis hijos”, señaló.

En entrevista telefónica, el vocero del Gobierno de Jalisco, Gonzalo Sánchez, también respondió a las declaraciones que hizo Cotero Bernal: “Bueno, pues él hace 24 horas formaba parte de eso, no veo por qué en este momento, frente a la destitución pues, suena, digamos un poco contradictorio que frente a la destitución, entonces sí quiera ventilar lo que no ventiló cuando estuvo adentro”, explicó Sánchez.

El funcionario estatal negó que esta crisis afecte la imagen del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo