“Mi primer biblioteca”, es mejor tomar un libro que un arma en Guerrero

Con recursos propios y una muy grande iniciativa, Oscar Salgado Roman, habitante de Guerrero, ha creado un proyecto social que beneficia a zonas rurales

Por Monserrat Vargas

“Mi primer biblioteca” es un proyecto social que tiene como objetivo ayudar a escuelas en zonas rurales marcadas por la delincuencia en Guerrero. En entrevista exclusiva para Publimetro, el autor de esta idea platicó los detalles.

También puedes leer: Monowi: la vida en la única población de Estados Unidos que tiene un solo habitante

Oscar Salgado Roman es el hombre que se encuentra detrás de este proyecto. Es habitante del estado de Guerrero, México y estudió la Licenciatura en Comercio internacional y Aduanas. Gracias a que fue reconocido con el “Premio Estatal al Mérito Juvenil 2017” en la categoría de Protección al Medio Ambiente, ha podido conocer gente que le ha ayudado a dar a conocer esta nueva iniciativa.

De acuerdo con Salgado, la idea es muy simple: hacer recolección de libros y clasificarlos, posteriormente aperturar bibliotecas en escuelas de zonas rurales o marcadas por la delincuencia, con la finalidad de que los jóvenes encuentren intereses a través de los libros en nuevas destrezas y aptitudes que conlleven a la buena orientación de su vida, que en un libro encuentren quizá lo que realmente quieren seguir estudiando.

Que en un libro encuentren un modo de vida más sano, que descubran la infinidad de cosas de lo que son capaces. Comprometer a sus maestros con nuevo material de aprendizaje, a que les ayuden a transmitir cada letra, cada hoja, cada frase y piensen cosas positivas antes de pensar en caer en situaciones perjudiciales para ellos.

Aunque el proyecto tiene apenas cuatro meses que comenzó, Oscar dice que ya han sido beneficiadas siete escuelas y en agenda tienen 14, pues cada vez se van agregando más.

Para sumarse a esta iniciativa, el creador del proyecto dice que no solamente es  donando libros, sino todo tipo de material que pueda ayudar a crear las bibliotecas, así que puede ser desde un pegamento, un martillo o difundir.

Las donaciones, dice, son 100% voluntarias. Los libros pueden ser de cualquier tema. De hecho eso es lo que ayuda a aperturar más el conocimiento de los estudiantes.

Esta idea, cuenta Salgado, va más allá y ya tiene un plan a futuro y otro programa que va surgiendo de la mano con la donación de libros. Se trata de un proyecto de rescate de computadoras en donde se restauran para crear bibliotecas completas y que los estudiantes tengan a la mano el acceso a la información.

Finalmente, pide a toda la gente que repliquen su idea en todos esos lugares que aún no se tiene acceso a la información para poder formar un México mejor.

Si alguien desea apoyar este proyecto social, Salgado pide que le hagan llegar su mensaje a través de su correo: [email protected]

También puedes ver:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo