Debate entre Israel y Palestina marca Asamblea General de la ONU

Las acusaciones mutuas contra el proceso de paz, Jerusalén y terrorismo estuvieron en presentes en la sesión

Por Miguel Velázquez

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas, defendió este jueves ante Naciones Unidas que "Jerusalén no está en venta" y consideró que las recientes acciones de Israel y Estados Unidos suponen obstáculos para el fin del conflicto en Medio Oriente.

"Jerusalén no está a la venta. Los derechos del pueblo palestino no están aquí para ser negociados", fueron las primeras palabras de Abbas ante la Asamblea General de la ONU, antes incluso de la invocación a Alá con la que habitualmente inician sus discursos los líderes musulmanes.

Además, el presidente palestino demandó al mundo que repudie la ley "Estado-Nación" aprobada en Israel, calificándola de "racista", y acusó a Estados Unidos de ir en contra del proceso de paz con las decisiones tomadas bajo la Administración de Donald Trump.

Según dijo, los palestinos estaban "expectantes" ante la idea de Trump de lanzar una nueva iniciativa para la paz, pero las acciones de la Casa Blanca les han dejado "mudos".

Israel por su parte rechazó las acusaciones de Palestina.

Netanyahu, primer ministro israelí, defendió que le gustaría lograr la paz, pero se mostró muy crítico con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina.

Entre otras cosas, arremetió contra Abás por calificar de "racista" la ley "Estado-Nación", aprobada recientemente por el Parlamento israelí, y aseguró que alguien que paga a terroristas no puede dar lecciones de "moralidad" a Israel.

Israel denuncia "plan secreto" de Irán

El primer ministro israelí aseguró también en la ONU que su país tiene pruebas de la existencia en Irán de una instalación secreta usada por ese país para continuar con su programa de armas nucleares.

"Hoy estoy dando a conocer por primera vez que Irán tiene otra instalación secreta", aseguró Netanyahu, mostrando unas imágenes en las que, según dijo, se veía ese almacén utilizado para acumular materiales atómicos.

Las pruebas, añadió, forman parte de los documentos obtenidos este año por Israel sobre un supuesto programa secreto iraní y que EU utilizó como uno de sus argumentos para romper el pacto nuclear con Irán.

El Gobierno israelí anunció en abril que sus servicios secretos habían obtenido un archivo con más de documentos que muestran que Irán mantiene un programa secreto de armas atómicas pese a tenerlo prohibido por ese acuerdo sellado en 2015.

Netanyahu explicó hoy que todas esas pruebas se transmitieron al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y que, finalmente, ha decidido hacer pública este parte de los documentos ante la "inacción" de esa agencia de la ONU.

El primer ministro exigió que se investiguen esas instalaciones y advirtió de que Israel va a actuar contra Irán donde sea necesario, agradeciendo repetidamente al presidente estadounidense, Donald Trump, por su postura ante el Gobierno del país persa.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo