Este país europeo cambiará de nombre

Tras una disputa de 27 años entre Yugoslava y Grecia, el país dirigido por Alexis Tsipras obliga a la Antigua República Yugoslava de Macedonia a modificar su nombre oficial.

Por EFE

El referéndum sobre el cambio de nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) ha fracasado por la escasa participación. La pregunta no aludía directamente al nombre final que adoptará esta antigua república yugoslava en caso de superar el proceso de ratificación, es decir, República de Macedonia del Norte, sino pedía a los ciudadanos que dijeran si apoyan o no "la integración en la Unión Europea (UE) y la OTAN al aceptar el acuerdo entre la República de Macedonia y la República de Grecia".

Te puede interesar: El histórico acuerdo al que llegaron Grecia y Macedonia para poner fin al conflicto por el nombre de la exrepública yugoslava

En media hora antes del cierre de los colegios, tan solo habían acudido a las urnas en torno al 34 % de los censados, casi veinte puntos por debajo del quórum requerido.

Según el artículo 30 de la Constitución macedonia, el resultado de una consulta solo es válido si es respaldado por el 50 % mas uno de los censados, lo que se traduce en unos 903.000 votos.

Los colegios cerraron puntualmente a las 19.00 hora local (17.00 GMT) tras una jornada electoral que duró doce horas y que, según indicó el presidente de la Comisión Electoral Estatal, Oliver Derkoski, transcurrió en un ambiente tranquilo sin mayores incidentes.

A pesar de que la consulta solo tiene carácter consultivo, el hecho de no haber alcanzado la participación mínima para ser considerada válida hace difícil que el Gobierno pueda lograr el respaldo del Parlamento a la reforma constitucional necesaria para cambiar el nombre del país.

El líder del principal partido opositor, la alianza conservadora VMRO-DPMNE, Hristijan Mickoski, se abstuvo de votar por considerar que la pregunta del referéndum fue "manipuladora".

El acuerdo firmado entre los Gobiernos de Skopje y Atenas en junio pasado pretende poner fin a una disputa que se ha prolongado más de un cuarto de siglo y ha llevado a Grecia a boicotear la adhesión del país vecino a la Unión Europea y la OTAN.

De su ratificación exitosa depende, por tanto, la tan deseada integración en ambos clubes.

En ambos países el compromiso firmado ha levantado ampollas entre los sectores más nacionalistas.

En ARYM el rechazo es a aceptar una versión edulcorada del nombre que figura en la Constitución del país, República de Macedonia, a través de un calificativo geográfico.

En Grecia los nacionalistas no quieren aceptar que el país vecino utilice el término de 'Macedonia', que ven exclusivo de la región homónima en el norte del país.

Los primeros resultados fiables se esperan en torno a las 21.00 o 22 hora local (19.00 o 20.00 GMT).

Cronología de la disputa sobre el nombre de Macedonia

Los ciudadanos macedonios rechazaron hoy, al no alcanzar la participación necesaria en el referéndum, el cambio de nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), en lo que constituye un nuevo paso en el proceso de ratificación del acuerdo alcanzado con Grecia por el que el país pasaría a llamarse República de Macedonia del Norte.

Estos son las principales etapas de una disputa que ha durado 27 años:

– 16 de abril 1991: El primer parlamento poscomunista de la República Socialista de Macedonia cambia la constitución y retira el término "socialista" del nombre del país.

Grecia expresa su preocupación sobre una serie de disposiciones de la Constitución que definen la nacionalidad de los ciudadanos como "macedonia", su idioma como "macedonio" y estipula que es deber del Estado proteger los derechos de los macedonios que viven en otros países. Además, Grecia rechaza la bandera de la República que incluye la "estrella de Vergina", que para los griegos forma parte de su patrimonio cultural.

– 1 de septiembre de 1991: la República de Macedonia declara su independencia de Yugoslavia y pide su adhesión a la Comunidad Europea.

– 16 de abril 1992: Grecia rechaza todo uso del término Macedonia en el nombre, lengua y gentilicio del país vecino. La decisión la toma el consejo de líderes de partidos políticos, convocado por el presidente de la República, Konstantinos Karamanlís.

Al mismo tiempo, se celebran manifestaciones multitudinarias contra la "usurpación" del nombre griego de Macedonia, respaldadas por la oposición socialdemócrata (Pasok) de Andreas Papandreu y el ala derechista de la Nueva Democracia gobernante.

– 27 de junio 1992: Grecia bloquea la adhesión de la República de Macedonia a la Comunidad Europea.

– 8 de abril 1993: La República de Macedonia es admitida en las Naciones Unidas con el nombre provisional de Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM). Grecia (bajo el Gobierno del conservador Konstantinos Mitsotakis) y ARYM comienzan negociaciones para solucionar su disputa, auspiciadas por la ONU.

– 17 de febrero 1994: El nuevo Gobierno de Andreas Papandreu, quien en ese momento no apoya las negociaciones, da una vuelta de tuerca al conflicto al imponer un embargo económico y cerrar sus fronteras y el puerto de Salónica a las empresas macedonias.

– 13 de septiembre de 1995: Grecia y ARYM firman en Estados Unidos, con mediación del diplomático estadounidense Cyrus Vance, un acuerdo provisional, que entre otros prevé la eliminación de la controvertida estrella de Vergina de la bandera, y se comprometen a continuar las negociaciones.

– Enero de 1996: abre en Skopje oficialmente la oficina diplomática griega.

– Octubre de 2004: ARYM propone a Grecia una fórmula de compromiso que consiste en poder utilizar su nombre constitucional en las relaciones con todos los países, a excepción de Grecia. Con este país negociaría otro nombre aceptable para ambas partes. Grecia rechaza la propuesta.

– Noviembre de 2004: EE.UU. reconoce el nombre constitucional de "República de Macedonia". Actualmente, más de un centenar de naciones lo reconocen.

– 2005: ARYM obtiene el estatuto de país candidato a la adhesión a la Unión Europea (UE).

– Marzo de 2008: Dora Bakoyanni, ministra de Exteriores del Gobierno del conservador Kostas Karamanlís, anuncia que Grecia está a favor de un nombre compuesto que se utilice por igual dentro y fuera del país (erga omnes).

– Abril de 2008: Grecia veta en Bucarest la adhesión de ARYM a la OTAN por no haberse solucionado la disputa. En el Parlamento griego, todos los partidos, con excepción del ultraderechista LAOS, apoyan la postura del Gobierno de Karamanlís.

– Noviembre de 2008: El Gobierno de ARYM presenta demanda contra Grecia ante la Corte Internacional de Justicia, por este veto.

Las negociaciones entre los dos países se estancan porque el Gobierno del conservador Nikola Gruevski en ARYM reivindica la herencia cultural de los antiguos macedonios y de Alejandro Magno.

– Marzo de 2009: El Parlamento Europeo se pronuncia a favor del comienzo de las negociaciones de adhesión con ARYM.

– Diciembre de 2011: La Corte Internacional de Justicia condena a Grecia por su veto y dice que ha violado el acuerdo provisional de 1995. La sentencia no tiene mayores consecuencias.

– Octubre de 2012: El comisario europeo para la Ampliación, Stefan Füle, propone el comienzo de negociaciones de adhesión. Grecia bloquea su propuesta.

– Otoño de 2017: Tras su toma de cargo, en julio de 2017, el primer ministro de ARYM, el socialdemócrata Zoran Zaev, retoma contactos con Grecia para solucionar la disputa.

-Enero de 2018: Zaev y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y de Arym se reúnen en Davos y deciden intensificar las negociaciones.

– 12 de junio: Tras cinco meses de negociación Tsipras y Zaev, sellan el acuerdo en una conversación telefónica. El acuerdo es tan solo el primer paso de un recorrido que incluirá votaciones en ambos parlamentos, una revisión de la Constitución macedonia y un referéndum en ese país.

– 17 de jun: Los ministros de Exteriores de Grecia y ARYM, Nikos Kotziás y Nikola Dimitrov, así como el mediador de la ONU, Mathew Nimetz, firman el acuerdo en una ceremonia a orillas del lago de Prespa, en la frontera entre ambos países.

– 20 de junio: El Parlamento macedonio ratifica por amplia mayoría el acuerdo

– 26 de junio: El presidente macedonio, Gjorge Ivanov, se niega firmar la ley de ratificación del acuerdo, por considerarla anticonstitucional y un ataque a los intereses de la nación Debido a su negativa, la ley no puede ser publicada en el boletín oficial del Estado y por tanto no puede entrar en vigor. De acuerdo con la legislación macedonia, la ley deberá votarse de nuevo, pero esta vez deberá contar con una mayoría absoluta de al menos 61 votos a favor, de un total de 120 diputados.

– 7 de julio: El Parlamento macedonio aprueba por mayoría absoluta el acuerdo, con 69 votos a favor, una abstención y ningún voto en contra del total de 120 diputados. La oposición conservadora no acudió a la sesión.

– 30 de septiembre: Celebración del referéndum consultivo.

También puedes ver:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo