A 50 años de la represión estudiantil marchan 45 mil

El Comité del 68, estudiantes y distintas organizaciones sociales señalaron que no habrá perdón ni olvido hasta que haya justicia

Por Omar Díaz

Bajo el lema de “ni perdón ni olvido", cerca de 45 mil personas (según cifras de Seguridad Pública capitalina) marcharon de la Plaza de las Tres Culturas al Zócalo capitalino para conmemorar los 50 años de la represión estudiantil del 2 de octubre de 1968.

Esta movilización, la cual estuvo encabezada por el Comité del 68, padres de familia de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y por damnificados del sismo, salió a las 16:00 horas de Tlatelolco y arribó al filo de las 17:30 al primer cuadro de la ciudad.

A su paso por Eje Central y 5 de Mayo, los contingentes gritaban consignas y mostraban pancartas contra los ex presidentes Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría, quienes son señalados como autores intelectuales de esta masacre.

“A 50 años del 68, no habrá justicia ni perdón sin justicia”, “No olvidamos”, “Ahora, es tiempo de justicia”, “Hoy mi deber era cantarle a la patria, alzar la bandera, sumarme a la plaza" “¿Quién luchará por mi raza? Los estudiantes”, “2 de octubre no se olvida, es de lucha combativa”, eran algunas de las leyendas de las pancartas.

Al arribar al Zócalo, los contingentes fueron recibidos por la bandera monumental a media asta y por la Banda Tlayacapan, la cual estuvo tocando hasta que todos los manifestantes llegaron al primer cuadro de la ciudad.

Fue exactamente a las 18:10 horas cuando se guardó un minuto de silencio por todas las víctimas de aquella tarde de Tlatelolco.

¡Fuera porros!

Esta marcha para recordar los 50 años de aquellos hechos de 1968, también sirvió para que estudiantes de la UNAM, el Politécnico y la UAM se sumarán y exigieran educación de calidad y fin al porrismo.

Al grito de “Yo soy el estudiante”, “La lucha sigue", “Las balas que disparaste van a volver”, “La sangre que derramaste la pagarás” y el pase de lista, los jóvenes avanzaron hasta el Zócalo.

Esta marcha fue pacífica, sin embargo, un grupo de los llamados anarquistas aprovechó para realizar algunas pintas y romper vidrios en un banco y una tienda de conveniencia.

El Palacio de Bellas Artes y otros edificios del centro de la ciudad fueron resguardados con vallas para evitar incidentes. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México reportó saldo blanco y la participación de 45 mil personas.

Construcción de una ciudadanía

Álvaro Vázquez Mantecón, académico de la UAM señaló que el movimiento estudiantil de 1968 fue uno de los puntos de partida para la construcción de una ciudadanía en México por sus características de juventud, espontaneidad, organización, democracia y por haberse expandido por todos el país.

Expuso que este movimiento representó una rebelión en contra del autoritarismo ante la escasez de canales de apertura, diálogo y libertad de expresión. Además -dijo- fueron el inicio de una serie de reformas para el país.

“La conmemoración del 2 de octubre de 1968 significa la construcción de un principio de diálogo con la sociedad actual, en un proceso de cambio que dio inicio a la expresión de una rebeldía que a finales de 1960 encontró una causa, convirtiendo el movimiento en uno particular y dando paso a la emergencia de una contracultura al clasismo”, sostuvo.

Vías afectadas:

  • Eje Central
    Paseo de la Reforma
    Puente de Alvarado
    Avenida Juárez
    5 de Mayo
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo