Entre polémicas, sacan los pendientes del Legislativo

Diputados pasaron cuentas públicas con irregularidades por 175 millones de pesos, pero además designaron a tres magistrados pendientes que no cumplen con los perfiles recomendados

Por Héctor Escamilla

Diputados del Congreso local aprovechan las últimas sesiones de la LXI Legislatura para sacar todos los pendientes aunque implique hacerlo de forma desaseada y polémica.

Dentro de las determinaciones del legislativo estuvo “lavar” 58 cuentas públicas municipales con observaciones por 175 millones de pesos de diferentes ejercicios fiscales.

Además de esta limpiar de irregularidades, se aprobó la designación de tres magistrados faltantes, uno del Tribunal de Justicia Administrativa y dos del Supremo Tribunal de Justicia del Estado. Aunque y se habían hecho dos convocatorias fallidas para elegir a estos funcionarios, el proceso de selección ha sido criticado porque no eran los perfiles mejor evaluados por el Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción.

En torno a cómo resolvieron el tema de las cuentas públicas, los legisladores informaron que sólo se basaron en las opiniones técnicas de la Unidad de Vigilancia y sólo tuvieron la oposición de dos legisladores, los independientes Pedro Kumamoto y Anahí Olguín.

En este escenario, los municipios más beneficiados fueron Juanacatlán, aquien le limpiaron cargos por 53.6 millones de pesos en los años 2011, 2013 y 2014; 14.6 millones de la cuenta pública 2015 de Mezquitic y 13.7 millones a Etzatlán del año 2013.

“Lavar” las cuentas públicas ya es una constante en el legislativo, en marzo pasado solventaron 632 millones de pesos en el Poder Legislativo en  2011 y 2012 y 105 millones del gasto ejercido por el Ayuntamiento de Tonalá en 2011.

A partir de las reformas hechas en materia anticorrupción, se le retira a los diputados meter las manos en las cuentas públicas de los municipios (pues era usado como moneda de cambio entre políticos) sin embargo, esta medida comenzará a aplicar a partir del próximo año con el ejercicio fiscal 2018.

La elección de los magistrados

Tras dos convocatorias fallidas, diputados eligieron a Fanny Lorena Jiménez Aguirre como la magistrada faltante de la Sala Superior del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado y quien ocupará el cargo por un periodo de cinco años.

La designación generó la inconformidad del Comité de Participación Social del Sistema Estatal Anticorrupción porque no fue de las mejor evaluadas dentro de los perfiles para ocupar el cargo y algunos sectores acusaron que es parte del reparto de cuotas porque Jiménez Aguirre es cercana al Comité Directivo Estatal del Partido Acción Nacional.

La funcionaria se desempeñó en el pasado en el ámbito de la justicia mercantil.También se le acusó de irregularidades a su paso por el Consejo Económico y Social del Estado de Jalisco (Cesjal).

Los legisladores también nombraron magistrada del Supremo Tribunal de Justicia a Consuelo del Rosario González Jiménez, ex titular de la Procuraduría Social del Estado y Daniel Espinosa Licón, que se desempeñaba como juez de control y juicio oral. La primer es cercana al grupo político del gobernador Aristóteles Sandoval y el segundo por Movimiento Ciudadano. Los nuevos magistrados cubren las vacantes de Héctor Delfino León Garibaldi y José Félix Padilla Lozano, que se retiraron por cumplir 70 años.

El reparto de cuotas entre partidos en toda su expresión.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo