Sin austeridad en puerta, llegan los nuevos legisladores al Congreso

Su primera sesión será el 1 de noviembre, pero ya inician las juntas preparatorias para definir el camino de un Congreso que se seguirá caracterizando por sus gastos excesivos

Por Héctor Escamilla

En sesión solemne donde se excedieron las medidas de seguridad, rindieron protesta 37 de los 38 legisladores que formarán parte de la LXII Legislatura que tendrá su primera sesión el 1 de noviembre. El único que no acudió fue el panista Hernán Cortés Berumen.

El edificio legislativo se convirtió en un bunker porque diputados temían protestas de militantes de partidos políticos inconformes por la distribución de las curules para plurinominales. Las autoridades cerraron tanto avenida Hidalgo como la calle Independencia, ocasionando caos vial en el Centro Histórico.

De resolverse un proceso judicial pendiente, la distribución en el Legislativo aún podría modificarse, pero de momento la nueva Legislatura local está conformada por 14 diputados de Movimiento Ciudadano (MC), nueve del PAN, siete de Morena, cuatro del PRI, dos perredistas y uno del Partido Verde y otro del Partido del Trabajo. El PRI en realidad se queda sólo con tres diputados, porque Héctor Pizano se fue a las filas de Movimiento Ciudadano.

Se informó que la primer mesa directiva será encabezada por el coordinador de MC, Salvador Caro.

Dos de los legisladores rindieron protesta pero es inminente su salida del cargo: Alejandro Hermosillo, quien pedirá licencia para incorporarse al gabinete del ayuntamiento de Guadalajara y Patricia Martínez, quien se incorporará al gabinete del próximo gobernador, Enrique Alfaro Ramírez.

Aunque la primera sesión  ordinaria del Congreso del Estado será hasta el próximo 1 de noviembre, los nuevos legisladores comenzaron este jueves con las juntas preparatorias.

Un Congreso poco asutero

Según un estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), en 2018, el Congreso de Jalisco no sólo es el tercero con la nómina más obesa, sino es una de las más deficientes.

El presupuesto ejercido para este año por el Legislativo asciende a 704 millones 407 mil pesos, lo que implica que el costo por diputado es de más de 18 millones de pesos. El Congreso tiene hasta el momento 943 empleados, uno de los aparatos burocráticos más caros, detrás de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México y el Congreso del Estado de México.

La disciplina financiera no se avisora. La actual legislatura informó que entre las primeras acciones será la reestructuración del legislativo, de 38 comisiones a 19,  pero incrementar recursos para la contratación de 60 personas para la instalación de un canal de radio y televisión y que será independiente a la existente área de comunicación social.

Entre los principales pendientes de la próxima legislatura está la reforma del Poder Judicial, la autonomía de la Fiscalía estatal y temas controversiales que han sido pateados como los matrimonios igualitarios y la legalización de la mariguana con fines medicinales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo