Denuncian grave abandono tras el paso del huracán 'Willa'

Vecinos y autoridades de Tomatlán acusan que el gobierno ha desatendido a los afectados tras el paso del meteoro y piden revalorar los daños para acceder a recursos federales

Por Héctor Escamilla

Pobladores y autoridades del municipio de Tomatlán, en la costa de Jalisco, piden ayuda inmediata de las autoridades estatales y federales, porque enfrentan una severa crisis tras el paso del huracán Willa, pero hasta el momento no han recibido ningún tipo de apoyo.

El presidente municipal de Tomatlán, Jorge Tello García, pidió a las autoridades efectuar una nueva valoración de los daños, para que puedan acceder a recursos extraordinarios procedentes de partidas federales y enfrentar la contingencia.

Los datos de autoridades estatales señalan que las pérdidas ascienden a 100 millones de pesos, con más de 700 hectáreas de cultivos dañadas, aunado a los 300 kilómetros de brechas y caminos que quedaron inservibles.

“Pero desgraciadamente hoy tenemos una barrera, quiero ser claro, que es Protección Civil, que dice que a Tomatlán no le pasó nada, ese es el gran problema; es cierto, no le pasó nada en cuanto a las viviendas, pero tenemos poblaciones incomunicadas por los puentes destrozados que no pueden pasar (…) Hicimos la solicitud a Protección Civil del estado, diciéndoles la magnitud de los daños, pero la respuesta fue que nosotros no somos candidatos para el Fondo Nacional de Desastres”, expuso.

No llegan a la Cruz Roja apoyos para los damnificados de Nayarit

En la Cruz Roja delegación Jalisco, el apoyo a los damnificados por el huracán Willa llega muy despacio. La gente no está llevando despensas, como ocurrió en los sismos de 2017, que la gente se volcó a los centros de acopio.

En Nayarit hay 150 mil personas afectadas; el delegado estatal, Miguel Ángel Domínguez Morales, señaló que para esta semana se estimaba reunir 10 mil apoyos, pero hasta el momento sólo han juntado cuatro mil 900.

“Hay mucha gente que perdió todo, que su casa está inundada, que siguen sacando el lodo de sus casas y, bueno, en algunos casos también las cosechas, entonces, aunque les demos una despensa, en tres o cuatro días ya se acabó su despensa”. Domínguez Morales señaló que antes de la llegada del huracán Willa y la tormenta Vicente, la Cruz Roja ya había mandado un tráiler con despensas, pero se agotaron.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo