Hablemos de los fondos de Renta Variable

Por Cristian Brito
  • Product Owner de GBM
  • Cristian Brito estudió Negocios Internacionales en la Escuela Bancaria y Comercial. En 2010 se integró al equipo de GBM como asesor financiero y tres años más tarde toma la posición de Product Owner en GBM. Escríbele en twitter a @GBM

Recordemos que en notas anteriores les comenté que en una pequeña charla con amigos me comentaron algunas de sus dudas o temores sobre las inversiones por lo que primero empezamos a hablar de identificar el objetivo, u objetivos, de dicha inversión así como el plazo para conseguirlo(s) además de la tolerancia al riesgo; después de eso comenzamos a hablar de los fondos de inversión los cuales son una de las opciones adecuadas para iniciar en el mundo de las inversiones, dentro de esa charla mencioné la opción de los fondos de inversión debido a que son instrumentos regulados, creados con un fin específico por lo que su oferta es muy grande, son monitoreados por especialistas de manera diaria y además existen en diferentes niveles de riesgo por lo que es muy factible formar una estrategia con más de un fondo y así disfrutar la sana y efectiva práctica de la diversificación; finalmente platicamos de los fondos de deuda y la razón de su nombre, recordemos que es porque hay una promesa de pago por parte del emisor de la deuda (por ejemplo un gobierno o empresa) hacia la persona que presta o da el dinero en este caso el inversionista a cambio de un rendimiento o premio, otro factor importante de los fondos de deuda es que hay una calificación mediante letras que nos ayuda a ver la calidad de la deuda, esto es que tan factible es que nos paguen.

Bueno después de hacer este pequeño recordatorio es momento de continuar por el camino de los fondos de inversión y ahora platicar de otro tipo de estos instrumentos, me refiero a los fondos de renta variable. Nuevamente vamos por lo primero y eso es identificar la razón de ese nombre, si nos preguntamos a que nos suena variable podemos decir de manera fácil que es algo que tiene movimiento, que no se mantiene estático, y efectivamente se refiere a que son instrumentos que no verás algo estático sino que fluctuara; su referente es el IPC o índice de precios y cotizaciones al que habrá fondos pensados para ganarle y darte más que dicho índice o tan sólo a replicarlo; de igual manera hay una gran oferta de fondos de renta variable por ejemplo puede ser que haya un fondo que invierta en puras empresas de tecnología a nivel mundial, otro que en empresas de tecnología de países europeos, otro en empresas de tecnología estadounidense, etc; otro punto importante es que estos instrumentos no tienen una promesa de pago (a diferencia de la deuda) debido a que la perdida y la ganancia dependerá concreto del desempeño de la acción de la emisora, esto quiere decir que si por ejemplo nosotros tenemos un fondo de renta variable que invierta en CEMEX y le fue bien nosotros ganaremos pero si por el contrario el resultado no fue tan bueno veremos algún desempeño no tan positivo en ese periodo.

Con estos breves puntos podemos identificar que los fondos de renta variable tienen mayor riesgo pues ya participamos en el desempeño de una empresa por lo que la diversificación cobra mayor relevancia pues esto puede ser lo que defina si nuestra inversión tuvo un desempeño positivo o no a pesar de algún dato no tan positivo de algún fondo u emisora.

Ahora bien el hecho de que estos fondos sean más riesgosos no significa que nuestro dinero este expuesto a desaparecer ya que recordemos uno de los puntos clave de los fondos y este es el reducir riesgo con un rendimiento atractivo, de igual manera es importante el tipo de fondo elegido así como el dejarlo trabajar por periodos más largos ya que con esto damos oportunidad a que esas bajas que se lleguen a presentar en el transcurso del tiempo se recuperen, por ejemplo veamos al IPC el cual hay días que está a la alza otros días en los que bajó pero si lo analizamos a través de los años vemos que con todo y sus bajas al final su tendencia ha sido a la alza y esto es por lo que utilizar a los fondos de renta variable en periodos más largos como de mínimo de 3 a 5 años o mejor aún a muchos años más será una mejor estrategia para obtener un mayor rendimiento.

Ya que tenemos fondos de deuda y de renta variable podemos comenzar a trazar diferentes estrategias que nos ayuden a cada uno de nuestros objetivos, por ejemplo si queremos un viaje en 1 o 2 años difícilmente agregaremos fondos de renta variable pero en cambio, si el objetivo es tener un mejor retiro y para ello nos faltan unos 30 años puede ser más viable el utilizar fondos de renta variable para alcanzar un mayor rendimiento, ojo el hecho de un largo plazo no significa que la renta variable sea opción sí o sí ya que esto dependerá mucho de nuestra tolerancia o aversión al riesgo por lo que nadie puede decidir eso sólo nosotros al hacer un ejercicio sincero sobre ello.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo