logo
 /
BBC Mundo 18/11/2018

Zelia Nuttall, la arqueóloga que desafió la creencia de que los aztecas eran “salvajes sedientos de sangre”

Nuttall luchó con la imagen negativa que se tenía de los aztecas, demostrando que no eran ni físicamente feos, ni incivilizados y que habían dejado de existir.

Por : Redacción - BBC News Mundo

"La señora Norris era una anciana, más bien como una conquistadora con su vestido de seda negro y su pequeño y negro chal de hombros de fina cachemira, con un flequillo de seda y adornos de esmalte negro".

La verdadera señora Norris, la persona que inspiró al autor británico D.H. Lawrence a crear el personaje para su novela "La serpiente emplumada", fue una mujer que gracias a un libro se enamoró de la antigua cultura mexicana a los 8 años e hizo de ese amor su profesión: Zelia María Magdalena Nuttall.

"Era arqueóloga, y había estudiado los restos aztecas durante tanto tiempo, que ahora algunos de los aspectos de color gris y negro de la roca de lava y algo de la experiencia de los ídolos aztecas, con nariz afilada y ojos ligeramente prominentes y una expresión de burla de tumba, había pasado a su cara".

Nació en San Francisco en 1857 y estudió en Francia, Alemania, Italia e Inglaterra. A los 23 años se casó, a los 25 años tuvo a su hija Nadine, a los 27 se separó de su marido y a los 31, recibió el divorcio, la custodia de su hija y el derecho a que ambas usaran el apellido de soltera de Zelia.

Para entonces ya había visitado el país que la había cautivado desde que su madre le regalara una copia de "Antigüedades de México", de Lord Kingsborough.