Fallece el doctor Mario Rivas Souza, decano de las ciencias forenses

El doctor obtuvo reconocimiento nacional e internacional por su trabajo en las áreas forenses, un personaje clave en la historia moderna de Jalisco

Por Héctor Escamilla

Uno de los médicos forenses más celebres a nivel nacional e internacional, Mario Rivas Souza, falleció este martes a los 95 años.

La familia no reveló las causas del deceso ocurrido cerca de las 13:25 horas, pero  que deja un gran legado en las ciencias.

En 1957, Rivas Souza inició como docente en derecho y medicina, pero fue en esta última rama, en el tema forense, lo que lo convirtió en una institución, lo que le valió el reconocimiento en Latinoamérica y Europa. En 2011, recibió el doctorado Honoris Causa.

Catedrático de la UdeG desde 1958, fue el médico forense con mayor experiencia en el país, con más de 130 mil autopsias practicadas durante su trayectoria, que se caracterizó por la honestidad y la ética, dos valores fundamentales que, a pesar de las presiones que vivió, nunca fueron quebrantados.

Rivas Souza nació en Guadalajara, Jalisco, el 10 de mayo de 1926. Los primeros años de su infancia los vivió en La Barca, Jalisco. Fue hijo del doctor Jesús Mario Rivas Cuervo y la señora María del Carmen Souza Arabia. Su gusto por la medicina nació por la admiración a su hermano, doctor Carlos Rivas Souza, quien lo impulsó a ingresar en 1946 a la Facultad de Medicina de la UdeG.

Rivas Souza, entre las autopsias que tuvo que realizar estuvieron más de 200 de la explosión del 22 de abril de 1992, la del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en 1993 y la de Miguel Salcido Unzueta “El Cochiloco”, despedazado a tiros en 1991 en la colonia Residencial Victoria.

Te recomendamos

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo