Noticias

Amigos y familiares se adueñan de las plazas de bomberos despedidos

La corporación vive un ‘incendio’ al interior de sus filas, pues se han detectado moches, venta de plazas, despidos injustificados e incluso retención de pagos, malos tratos y amenazas de muerte ante cualquier brote de inconformidad

Por Daniel Flores

Hasta en 250 mil pesos se llega a cotizar una vacante en el Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México.

Documentos en poder de esta casa editorial y testimonios de una decena de tragahumos revelan que ex prisioneros, conductores de transporte público e incluso familiares y militantes de partidos políticos se han posicionado en cientos de puestos al interior de esta corporación.

Bomberos Ex miembros del H. Cuerpo de Bomberos de la CDMX acusan a Ismael Figueroa de ser el responsable principal de la corrupción que impera al interior de la institución. / Foto: CUartoscuro

Son al menos 500 cargos que se encuentran ocupados actualmente por personas que no cuentan con experiencia en protección civil; es más, ni siquiera recibieron algún curso previo o capacitación para atender emergencias como incendios u otros siniestros en la capital del país.

Publimetro conversó con seis ex bomberos quienes perdieron su trabajo debido a la presión que ejerció contra ellos Ismael Figueroa, líder del Sindicato de Bomberos de la Ciudad de México y quien es señalado como el principal responsable de traficar con los puestos de trabajo.

Todos ellos acusan despidos injustificados y la venta de sus plazas de trabajo hasta por 250 mil pesos al mejor postor. Esto incluso ha generado un déficit en la atención de los llamados de emergencia de la ciudadanía.

Eduardo Alejandro Dimas, quien formó parte del Heroico Cuerpo de Bomberos durante 20 años, perdió su trabajo debido a la presión del sindicato que ahora encabeza Ismael Figueroa.

“El modus operandi es sencillo: despedir por la fuerza a cualquier miembro que se pronuncie o no esté de acuerdo con las políticas de Ismael; te acusan de faltas, de robarte cosas de la corporación y, en el último de los casos, te cambian de sede de trabajo para hostigarte”, comentó a esta casa editorial.

Lo mismo le sucedió al ex bombero tercero Antonio Rodríguez, con 26 años de servicio en la estación Ave Fénix, quien detalló que hace diez años un bombero ganaba entre seis a 10 mil pesos, mientras que ahora puede obtener con todo y prestaciones un ingreso superior a 16 mil pesos.

“Cualquiera que pueda pagar más de 200 mil pesos –en efectivo o en especie– puede ser bombero. Ha entrado gente que no tiene nada qué ver con este ámbito y que, al no tener experiencia, pone en peligro su vida y la de los ciudadanos”, externó.

Eusebio Hernández, ex técnico en seguridad industrial en la institución, aseguró que las lesiones y accidentes entre los nuevos elementos van en ascenso, principalmente por la falta de preparación, experiencia y cursos para sofocar un incendio, fugas de gas o cualquier otro imprevisto.

“Tenemos el conocimiento de que han fallecido bomberos en labor, incluso sabemos que los nuevos elementos se rehúsan a participar en los llamados de emergencia por miedo y falta de capacitación”, condenó.

Ismael Figueroa Foto: Cuartoscuro.

Servicios falsos y venta de autopartes

A lo anterior se suman otras irregularidades que se cometen dentro de la institución, como la extracción de partes de los vehículos en las estaciones, desvío de recursos de combustibles y venta de incapacidades.

Dos bomberos en activo, quienes solicitaron omitir su nombre y cargo por temor a represalias, confirmaron que son una constante los llamados por parte del sindicato para asistir a eventos políticos como una forma de ejercer presión contra partidos políticos.

Por si fuera poco, los elementos que manifiestan cualquier inconformidad son relegados a cocineros o panaderos y son enviados a zonas lejanas de su domicilio con el objetivo de que renuncien; en caso de que esto no suceda son amedrentados para que dejen su plaza.

Juan Manuel Pérez Cova, nuevo director del Heroico Cuerpo de Bomberos en la administración del gobierno de Claudia Sheinbaum en la Ciudad de México, se comprometió a erradicar esta práctica.

Modus operandi

Un bombero que pagó 220 mil pesos para entrar a la corporación detalló cómo lo contactaron y la forma en que se trafica con estas plazas, además de revelar cuál es el tiempo que se debe esperar para poder ingresar al sindicato de bomberos en la capital del país.

¿Cómo fue el proceso para comprar una plaza en el H. Cuerpo de Bomberos de la CDMX?

— Yo no contacté directamente a la gente de Ismael, trabajé en el Estado de México y fue ahí donde –a través de un intermediario– me comentaron que había la posibilidad de ingresar a un puesto de bombero en la ciudad. Yo hice el depósito de 220 mil pesos –vía transferencia electrónica, para tener un aval de que di ese dinero– aunque en un principio te exigen que el pago sea sólo en efectivo.

¿Por qué decidiste pagar esa cantidad de dinero?

Yo trabajaba con un horario de 24 por 24 horas con un sueldo que no rebasaba los dos mil 200 pesos a la quincena. En la Ciudad de México nos prometieron de inicio un salario superior a los 16 mil pesos mensuales.

Después de hacer el depósito, ¿qué fue lo que te dijeron ?

Somos al menos un grupo de 16 personas que pagamos arriba de 200 mil pesos para poder tener un puesto al interior del sindicato y que estamos en espera de que nos den luz verde.

Fue en este año cuando hice la negociación y de entrada nos comentaron que esto sería tardado, pero que cualquier situación podríamos ir a ver a esta gente a la estación de bomberos; son dos reuniones que hemos establecido donde nos dicen que aguantemos.

¿En caso de que no obtengas la plaza te devolverán ese dinero?

Sí, me dijeron que sí me llegan a regresar mi lana, aunque 20 mil pesos se quedan para el Gobierno de la Ciudad de México y para el Sindicato, es decir, sólo recuperaría 200 mil pesos. Nos afirmaron que si por alguna situación no llegamos a entrar nos devolverán lo que pagamos. Nos dieron su palabra.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Loading...
Revisa el siguiente artículo