"Hackear" bicicletas y patines del diablo es más fácil de lo que crees

A través de la sustitución de piezas y con la ayuda de tutoriales en YouTube, algunos convierten el transporte público en uno personal.

Por Publimetro

El vandalismo ha llegado a los servicios de patines y bicicletas, con personas que se han dedicado a “hackear” este tipo de sistemas que algunas empresas ofrecen como medio de transporte en diversos lugares del mundo.

Te puede interesar: Países del mundo despiden 2018 y dan bienvenida al 2019

Según El Confidencial, en Madrid, por ejemplo, en los primeros días de junio, Ofo, el Uber de las bicis compartidas, sufrió la pérdida de varios productos que simplemente desaparecieron del mapa, lo que hizo que el gigante asiático echara para atrás el servicio.

A Madrid se suma también Londres, cuando varias empresas denunciaron que algunas de sus bicicletas fueron sustraídas al detectar que los usuarios las pintaban para seguir utilizándolas de manera ‘ilegal’, sin embargo, las propias compañías afirmaban que era un problema minoritario.

En varios videos de YouTube, algunos usuarios encontraron la clave para “hackear” la app.

A lo anterior se sumó el “pirateo” de piezas en patines, con un pequeño módulo que se vende en páginas de internet, como Ebay, por menos de 30 dólares.

La problemática radica en que algunos servicios, como Bird, uno de los más populares a nivel mundial, utilizan patines de Xiaomi, por lo que no es complicado encontrar proveedores y vendedores “online” de piezas de repuesto.

Así, algunos usuarios se suman al acto vandálico al comprar la pieza y simplemente sustituirla por la adquirida en internet. De hecho, en la red se puede encontrar paso a paso el proceso para convertir un ‘scooter’ compartido en uno personal.

Pese a las denuncias de algunas compañías, algunos no se preocupan demasiado por este asunto, pues la rentabilidad diaria de estos vehículos de movilidad personal es bastante alta y hacen que estén amortizados en un corto periodo de tiempo.

Lo anterior quiere decir que la inversión en un aparato como el de Xiaomi, que cualquier persona puede conseguir por poco más de 300 euros en internet, se puede cubrir rápidamente.

A pesar de lo fácil que es “hackear” estos servicios, los casos son contados y no hay hasta ahora cifras oficiales.

También puedes ver:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo