Seis candidatos panistas aspiran a la gubernatura de Puebla

Tras el deceso de Martha Erika Alonso Hidalgo se espera que el Congreso designe gobernador interino y convoque a elecciones extraordinarias.

Por Agencia El Universal

Aún en duelo, el Partido Acción Nacional (PAN) se prepara para retener la gubernatura de Puebla con el análisis de al menos media decena de perfiles, la posibilidad de un abanderado externo y repetir con una alianza multipartidista para enfrentar a la coalición de Morena y a su candidato, Miguel Barbosa.

Te puede  interesar: ¿Quién era Martha Érika Alonso, gobernadora de Puebla?

Competir de nuevo con Barbosa en las urnas no representa un riesgo electoral, "no estamos mancos, tenemos grandes perfiles y estamos listos para una contienda, para seguir adelante con la buena marcha del gobierno de Puebla", sostiene Eduardo Aguilar Sierra, quien como delegado del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN en ese proceso electoral fue clave para la victoria de la gobernadora Martha Erika Alonso.

"Por supuesto que la pérdida es insustituible, pero contamos con perfiles suficientes", establece al destacar que el PAN sigue de duelo y concentrado en sacar adelante al estado por lo que hay que esperar los tiempos.

Tras el deceso el pasado 24 de diciembre de Alonso Hidalgo y de su esposo, el también ex gobernador del estado Rafael Moreno Valle, se espera que el Congreso designe gobernador interino y convoque a elecciones extraordinarias.

De ser concurrente con los cinco procesos estatales de este año, la elección sería el 2 de junio, con precampañas que arranquen a fines de febrero y campañas de marzo a mayo.
La nueva contienda se perfila tan polémica como la del 1 de julio, que terminó con el triunfo de Alonso con 3.5% de votos de ventaja (103 mil votos), puesto que volverá a contender Barbosa, quien aseguró que el PAN hizo fraude.

Ante la posibilidad de elecciones reñidas, aunque el proceso interno no ha iniciado, tanto PAN como Partido de la Revolución Democrática (PRD) prevén reeditar su coalición, junto con Movimiento Ciudadano (MC). El integrante de la dirección colegiada del PRD, Ángel Ávila, reconoció esa posibilidad, aunque aún no hay pláticas.

Fuentes panistas confiaron en que el Partido Nueva Alianza (NA) pudiera sumarse a la coalición, pues en 2018 el candidato Alejandro Romero Carreto renunció, casi un mes antes de la elección, para sumarse a Alonso, tal como en 2010 ese partido apoyó a Moreno Valle a la gubernatura.

En cambio, los panistas no contemplan aliarse con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), expulsado de la gubernatura en 2010, precisamente por el PAN y Moreno Valle. El PRI podría ser el fiel de la balanza en caso de una elección reñida, pues obtuvo cerca de 536 mil sufragios en julio.

Pero "definitivamente no tenemos pensado ir con el PAN y prácticamente con ningún otro partido", aseguró el secretario general de ese partido, Arturo Zamora. "Es una decisión que ya tenemos, ésta es una coyuntura que nos permite que los liderazgos que hay en el PRI de Puebla puedan, en este momento, tener su mejor oportunidad".

Sin embargo, declinó pronunciarse sobre la posibilidad de postular de nuevo a Enrique Doger o al ex secretario del Trabajo y ex panista Javier Lozano, ex vocero del aspirante presidencial José Antonio Meade, pues, dijo: "Sería extremadamente prematuro".
El legado. Eduardo Aguilar, actual consejero jurídico del gobierno de Puebla y quien también coordinó la campaña presidencial en el estado, descartó que pueda decirse que toque a "morenovallistas" la postulación.

"El PAN tiene la responsabilidad de poner al mejor ciudadano, sea panista o no panista. Y yo no quisiera hablar de calificativos como el 'morenovallismo' o no, al final del día, desde el punto de vista legal, podemos postular a un ciudadano, sea o no panista y si quieres poner la palabra 'morenovallismo' estamos abiertos a todo tipo, lo que sí puedo decir es que el legado de ambos tiene que estar evidentemente inscrito en los planes de gobierno", expuso.
Hay para escoger panistas y ciudadanos "cercanos al partido" que podrían contender con éxito, Puebla "siempre ha sido un semillero de liderazgos para el PAN que han brillado en la esfera nacional y estatal", destacó.

PERFILES CANDIDATOS

Luis Banck Serrato – Cercano a los Moreno Valle

Es el primero en la lista para ser el abanderado blanquiazul a la elección extraordinaria, por su cercanía con el matrimonio Moreno Valle, dado que trabajó con ambos políticos y era un hombre muy cercano a Martha Erika, además de que ya se ha desempeñado en el gobierno estatal como secretario de Desarrollo Social en el periodo de Moreno Valle y acababa de ser nombrado jefe de la Oficina del gobierno de Alonso Hidalgo, además de haber sido alcalde de Puebla, con el apoyo del senador.

Eduardo Rivera – El externo al grupo

Fue alcalde de Puebla, es cercano al ala conservadora del PAN en la entidad, tiene buena relación con todos los grupos, con excepción del "morenovallismo". Cuenta con el respaldo de los ex candidatos presidenciales Josefina Vázquez Mota y Ricardo Anaya. Rivera Pérez contendió en el pasado proceso electoral del 1 de julio por la alcaldía, por segunda ocasión, pero no logró el triunfo. El poblano podría figurar entre los nombres para ser gobernador interino o candidato en la extraordinaria.

Humberto Aguilar – El aliado de Marko Cortés

Es muy cercano al presidente nacional del PAN, Marko Cortés, fue su coordinador de campaña rumbo a la dirigencia del partido y es actualmente el presidente de la Fundación Rafael Preciado. En sus inicios perteneció al ala conservadora del partido; ahí hizo una estrecha relación con Rafael Micalco, uno de los liderazgos en el estado, antagónico de los Moreno Valle. Después apoyó al "morenovallismo", hasta que le negaron la candidatura a la alcaldía de Puebla.

Luis Ernesto Derbez – El que nadie impugna

Fue secretario de Economía (SE) y de Relaciones Exteriores (SRE) en el sexenio del ex presidente Vicente Fox, actualmente es rector de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP). Buscó la candidatura presidencial a nivel nacional del Partido Acción Nacional el año pasado. Pertenece al grupo conversador del partido blanquiazul y contaría con el respaldo de todos los grupos y militantes panistas para ocupar el cargo de gobernador interino.

Genoveva Huerta – Experiencia en el servicio

Es actualmente la dirigente del blanquiazul en la entidad y ex diputada federal, además de ser violinista y abogada. Huerta participó en el gobierno de Moreno Valle como directora de Auditoría Financiera y Apoyo a Órganos Fiscalizadores en la Secretaría de la Contraloría de Puebla y provisionalmente estuvo en la titularidad del Instituto Poblano de las Mujeres. Se dice que era una mujer cercana a la gobernadora fallecida, Martha Erika Alonso.

Susana Riestra – En busca de la unidad

Otra de las mujeres que eran cercanas a la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y que es uno de los perfiles que Acción Nacional analiza incluir en aras de una estrategia de unidad interna y que, además, reduzca la beligerancia de una contienda con Morena, para dar paso a la reconciliación poblana en la actualidad. Así, el abanico de posibilidades se abre a la actual secretaria de Desarrollo Social del estado. Fue diputada local y una de las más cercanas a la política fallecida.

También puedes ver:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo