Por tercer año, México vuelve a caer en el índice sobre corrupción

Transparencia Internacional (TI) ubicó al país en el lugar 138 de 180 naciones evaluadas; en 2017 ocupó el sitio 135 y en 2016 el 123.

Por Monserrat Vargas

Pese a los esfuerzos por establecer un nuevo sistema anticorrupción, México volvió a caer en el Índice de Percepción de la Corrupción que realiza todos los años la organización Transparencia Internacional (TI).

Te puede interesar: En México ocurren casi dos actos de corrupción por policía

Por tercer año consecutivo, México va a la baja, en esta edición, ocupa el lugar 138 de 180 naciones evaluadas, mientras que en el mismo estudio de 2017 se ubicó en el sitio 135 y en el de 2016 se posicionó en el lugar 123 de 176.

Con 28 puntos en la escala de 0 a 100 del IPC 2018, nuestro país se coloca en el último lugar entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), quedando por debajo de países como Grecia o Hungría, que en años recientes enfrentaron problemas severos de gobernabilidad y viabilidad económica.

“En la región, México presenta también resultados poco halagüeños: Chile, por ejemplo, lo
aventaja por 111 lugares; y Argentina, otro estado federado como México, por 53. México se
ubica al final de la tabla de la región, apenas por encima de Guatemala y Nicaragua, países que enfrentan severas crisis de gobernabilidad democrática”, destaca el análisis.

¿Por qué va a la baja?

De acuerdo al organismo que elaboró el estudio, en la política anticorrupción en México se identifica que el grueso de las medidas adoptadas por este país son de carácter
preventivo, y muchas de ellas han resultado ineficaces. En contraste, un número limitado de las acciones anticorrupción en México conducen a la sanción, la recuperación de activos
robados o la reparación del daño a las víctimas.

“Las medidas preventivas tomadas hasta ahora pierden efectividad cuando quienes participan en las redes de corrupción saben bien que no serán sentenciados y que podrán mantener los recursos desviados del erario público”, señaló Eduardo Bohórquez, director de la oficina en México de Transparencia Internacional.

La falta de de sanción y los resultados en recuperación de activos son lamentables. La ONG mexicana analizó los resultados de la Convención Anicohecho de la OCDE, ratificada por México en 1999, y desde ese año y hasta la fecha se inició un número limitado de investigaciones y en ninguna de ellas se prosiguió la sanción.

“México carece de una política anticorrupción integral para todos los niveles y poderes de
gobierno. Sin una política efectiva en todo el territorio, los escándalos de los que la sociedad mexicana ha sido testigo por décadas seguirán sucediendo, y México se mantendrá en esta lamentable posición, en éste y otros índices internacionales”, destacan.

¿Qué debe hacer México para combatir la corrupción?

El nuevo Ejecutivo Federal ha asumido el compromiso para reducir significativamente los niveles de corrupción y mejorar la ubicación de México en los índices que miden este fenómeno a nivel internacional.

Para lograr la meta, debería atender las siguientes recomendaciones del organismo:

Consolidar el Sistema Nacional Anticorrupción, pasando de la etapa de nombramientos a generar primeros resultados.

Corregir las acciones preventivas que no logren resultados medibles y orientar la política anticorrupción hacia la sanción y la recuperación de activos.

Desmantelar las redes de corrupción que operan a nivel nacional y que gozan de protección política en los diferentes órdenes de gobierno.

Mantener un esfuerzo continuo y sistemático en la política anticorrupción.

También puedes ver:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo