Transporte eléctrico de CDMX, “en abandono”

Decenas de unidades del Metro, Tren Ligero y Trolebús dejaron de circular en los últimos años debido a la falta de presupuesto y “voluntad” para repararlas

Por Aabye Vargas

El abandono, falta de mantenimiento y escasos recursos dejaron al transporte eléctrico de la Ciudad de México en etapa terminal.

A lo anterior se le suma la falta de bolsas presupuestales y de refacciones que causaron la salida de varias unidades y que congestionó lo que es la columna vertebral del transporte público de la capital del país.

La situación es alarmante: en dos años dejaron de brindar servicio 40 trenes del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, 50 unidades de Trolebús y 10 de Tren Ligero, de acuerdo con documentos obtenidos por Publimetro vía Ley de Transparencia.

En entrevista, Guillermo Calderón, director general del Servicio de Transportes Eléctricos (STE), aseguró que encontró un “abandono en cuanto a mantenimiento del tren y de la vía”, por lo que ya se aplica un programa de rehabilitación de unidades y se prepara para la compra de más vehículos.

“De 290 trolebuses que representan el parque del sistema sólo estaban operando 140. En 44 días de haber iniciado operaciones hemos incorporado 150 trolebuses simplemente dándole mantenimiento. La intención es revisar todos, porque hay autobuses que tienen más de 40 años, por lo que se les dará de baja, pero los que puedan ser rescatables los incorporaremos a servicio”, precisó el funcionario.

Reveló que se invertirán 300 millones de pesos para adquirir 10 trolebuses, por lo que en las próximas semanas emitirán una convocatoria pública internacional para realizar los contratos correspondientes, aspecto que, según Guillermo Calderón, no se hace desde 20 años.

transporte Foto: Especial

Presupuesto histórico

El STE –que tiene en su red de servicio Trolebús y Tren Ligero– recibirá un presupuesto histórico, pues –en comparación con el año anterior– percibirá 600 millones de pesos más en esta nueva administración.

Además de los 300 que se le destinarán al Trolebús, 100 millones se utilizarán para rehabilitar unidades del Tren Ligero y 200 para la restauración de la vía en el tramo Taxqueña-Estadio Azteca.

Problema añejo

De 2014 a 2018 un total de 40 trenes del Metro dejaron de brindar servicio y a la fecha no se han incorporado a la flotilla; el motivo principal, de acuerdo con la dependencia, es la falta de refacciones.

“Normalmente lo que hace el Metro es quitarle piezas a las unidades que están fuera de circulación y luego se las pone a otros trenes para repararlos. Aproximadamente pasan cinco o 10 años para que un convoy del Metro salga de circulación totalmente; esto se debe en gran medida a la alta operación, el desgaste y falta de recursos económicos”, señaló el coordinador de Movilidad y Cambio Climático para el Poder del Consumidor, Víctor Alvarado.

Incluso su actual titular, Florencia Serranía, indicó que detectó nulo mantenimiento en los trenes, por ello, implementarán un programa para rehabilitar 35 trenes este año, de los cuales 20 estarán listos a corto plazo.

Falta de voluntad

“En las últimas administraciones no había voluntad para sacar adelante el sistema de transportes eléctricos, y esto es un problema que se agravó en el último año en la capital”, aseguró Carlos Samayoa, coordinador de Movilidad sustentable en Greenpeace.

Precisó que uno de los grandes problemas fue la disminución de presupuesto, lo que ocasionó un detererioro constante.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo