"Me siento millennial": Edgar Vivar

El actor mexicano Edgar Vivar celebra 51 años de carrera artística y comparte qué es lo que aún guarda del Señor Barriga y Ñoño

Por Gabriela Acosta

Edgar Vivar está en pleno rodaje de la cinta mexicana Poderoso Victoria, dirigida por Raúl Ramón, que se filma en Zacoalco de Torres, Jalisco (México). Encontramos al actor de 74 años bajo la sombra, en un set creado sobre una laguna seca. A su alrededor el ritmo del rodaje no para, unos van y otros vienes, pero Edgar Vivar espera su turno para la escena, pero mientras, capta gran parte de los momentos con su teléfono celular.
Durante el receso del filme mexicano, el actor  charló con Publimetro sobre su carrera que ya suma 51 años, y que se mantiene activo en el cine y la televisión.

¿Qué no debe olvidarse en 51 años de carrera?
— Ya son 51 años de carrera y siempre viajo ligero de equipaje. Siempre he dicho que son más las cosas buenas, porque las malas las transformo en cosas buenas y experiencias. De los mejores recuerdos es haber conocido a gente maravillosa, que me ha enriquecido como ser humano. He tenido la oportunidad de recorrer todo nuestro continente, puedo caminar hasta la tierra de fuego y todos cuando se menciona a El chavo del 8 muestran una sonrisa, eso es maravilloso.

¿Prefiere guardar los recuerdos en el corazón o en un libro?
— Mi fórmula es que la guardas aquí (mente) y acá (corazón). Alguna vez hice una bitácora, una serie de memorias para que no se me olvidaran a mí; además todos los días me lo refrenda la gente, y todos los días te apapachan el corazón y el alma. Estoy muy agradecido con la vida, estoy muy honrado.

¿Qué es lo que aún guarda de los personajes del Señor Barriga y Ñoño?
— Tengo los primeros trajes, el primer traje del Señor Barriga que ya se está deshaciendo. Tengo el traje de Ñoño y muchas cosas materiales; también, el último portafolios que utilicé del Señor Barriga, y espero que eso no lo sepa Televisa, porque me corren [risas]. Tengo los brackets, lentes… todo, todo se guarda porque tienen un gran valor sentimental.

¿Habrá reunión de los habitantes de la vecindad del Chavo del 8?
— Es complicado, es cierto que existe la voluntad y el deseo, pero lo veo complicado que se puedan conjugar todas las agendas de todos. Afortunadamente me siguen llamando, sigo provocando que me busquen para trabajar. María Antonieta de las Nieves está ahora de gira por Sudamérica, Carlos Villagrán está en Estados Unidos y Florinda Meza está en Nueva York con su obra que lleva tres años. Hay que apurarnos porque ya quedamos poquitos. Ya no somos los mismos, el público tampoco. Han cambiado los gustos del público y creo que apuntaríamos más al mercado de la nostalgia.

¿Participará en la serie biográfica de Roberto Gómez Bolaños, Chespirito?
— Sí voy a estar como asesor, no literario pero sí histórico. Es un proyecto que va a llevar mucho tiempo, porque está apenas en pañales. Se está resolviendo la manera de cómo se va a contar la historia, porque es un hombre que tiene muchas facetas, es un hombre renacentista y hacía muchas cosas. Queremos dar a conocer esa parte de Roberto Gómez Bolaños y hacerlo de una manera certera, objetiva y sin nada de amarillismo.

Ha logrado darle continuidad en su carrera, ¿vive una buena salud actoral?
— ¡Sí! Tengo mucho trabajo. Por estrenar tengo dos películas, una con Martha Higareda que se llama Todas caen. Voy hacer una película que me tiene muy interesado con el Tecnológico de Monterrey, que es una película que va para el Festival de Sundance. Estoy en la telenovela Cita a ciegas que produce Pedro Ortiz de Pinedo, que inicia este 3 de junio y donde me siento millennial [risas]. Terminamos la temporada de Cleopatra metió la mata y voy a la Comic Con de Brasil; además de Lima, para hacer una temporada de teatro.

Le encantan las redes sociales, ¿podríamos decir que es un millennial?
— La verdad, sí [risas]. Me parecen maravillosas. Permite una relación tan estrecha con la gente, y podemos decir que la gran mayoría, es más son muy contados con los dedos de la mano, que me llegue algún mensaje ofensivo. Los seguidores son muy bondadosos conmigo, se me hace pequeño el corazón y no termino de digerir lo que sucede en las redes. El seguidor más lejano está en Australia y España.

¿Qué es lo mejor que hace?
— Los waffles, los deberías de probar [risas].

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo