Beneficios de estudiar en el extranjero

Los reclutadores valoran mucho a aquellos candidatos que tienen en su hoja de vida haber realizado estudios en un país distinto al de origen.

Por Ignacio Campos

De acuerdo con Keri Creig, experta en enseñanza y directora del Teaching Centre del British Council en México, “Estudiar en el extranjero otorga aprendizajes que marcarán un antes y un después, tanto en lo personal como en lo laboral. Cualquiera que sea el objetivo, también habrán experiencias comunes que los estudiantes vivan y que son las que definen una ventaja competitiva”.

Especial Universitarios Los reclutadores valoran mucho a aquellos candidatos que estudiaron en el extranjero. / Dreamstime

Información de la Encuesta Mexicana de Movilidad Internacional Estudiantil (de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior, ANUIES), reveló que se ha incrementado la cantidad de alumnos inscritos a programas o cursos en el extranjero con valor curricular, sobre todo a países de América del Norte y Europa.

Lo anterior se traduce en que tener algún tipo de estudio en el extranjero suele ser altamente apreciado por las empresas y sus empleadores. Una de las razones es que haber vivido en otro país resulta en una serie de capacidades y valores adquiridos, tales como valor, coraje, resiliencia, independencia y un gusto por la aventura que en cualquier ambiente laboral puede ser muy valioso.

Especial Universitarios Se ha incrementado la cantidad de alumnos inscritos a programas o cursos en el extranjero. / Dreamstime

Los expertos de British Council en México, compartieron un listado de experiencias que demuestran por qué estudiar en el extranjero tiene grandes beneficios:

 

1. Se crean lazos para toda la vida 

Cuando resuelves pasar un tiempo fuera del país para seguir tu formación académica, uno de los grandes temores es enfrentar la soledad. La idea de encarar una experiencia tan nueva sin el soporte familiar o de amistades, puede  hacer dudar a cualquiera. Sin embargo, la realidad es muy distinta pues muchas personas que deciden estudiar en el exterior se encuentran con otras en la misma situación: estudiantes de intercambio o extranjeros que también decidieron aventurarse, y eso les obliga a socializar y a conocer gente que ayuda a formar fuertes vínculos; cuando es momento de regresar a casa, estas relaciones se transforman pero nunca se rompen.

 

2. El inglés será tu mejor aliado

De acuerdo con la experta del British Council en México, “Hablar inglés permitirá a cualquier estudiante conocer a más gente y entender mejor la cultura. Según un estudio que realizó el British Council, actualmente una de cada cuatro personas alrededor del mundo se comunica en inglés, no como idioma natal sino por su utilidad en una infinidad de contextos, como lo es estudiar en el extranjero”. Y es que, en el aula, con amigos de otros países o en la calle, dominar el inglés será imprescindible y se convierte en una herramienta fundamental.

 

No hay que perder de vista que si deseas tener la mejor experiencia de estudiar en el extranjero debes considerar que muy probablemente tengas que acreditar su dominio. Para ello hay exámenes, y cursos de preparación, especializados como el IELTS Academic que ofrecen diversas instituciones como el British Council. Se trata de una prueba a tomar si quieres estudiar a nivel universitario o posgrado en cualquier lugar del mundo.

 

3. Estudiar en el extranjero es como estar en un viaje constante

Moverse en un ambiente distinto fuera del país puede sentirse como un viaje nuevo cada día. Existe la posibilidad de probar comidas exóticas, descubrir rincones desconocidos de la ciudad, practicar el idioma, conocer gente de otras nacionalidades y adquirir conocimientos tanto en el aula como fuera de ella.

 

4. Descubrir nuevos intereses

Al estudiar en el extranjero la gente se expone a nuevas experiencias, como un tour por la mítica Londres, un curso de stand-up comedy en Nueva York o jugar al hockey sobre hielo en Canadá, por ejemplo.

 

Estas aventuras no sólo son ideales para ocupar el tiempo libre y adquirir habilidades, sino que también sirven para integrarse con la gente local y conocerse mejor a uno mismo. Además, es otra forma de entender a las personas que viven en el país extranjero, su cultura y sus tradiciones. Es otra forma de inmersión que traerá beneficios de todo tipo a la vida del estudiante.

 

Por ello, estudiar en el extranjero nos abre un sinfín de puertas a nuevas experiencias y aventuras que sólo podremos experimentar si salimos de nuestra zona de confort y decidimos emprender el camino hacia algo desconocido y sin precedentes.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo