Lanzan ofensiva contra despojo de celulares en Jalisco

Desde el Congreso del Estado promueven una iniciativa para incrementar la penalidad, hasta ocho años de prisión a quien robe e incluso compre un smartphone robado

Por Héctor Escamilla

Desde el Congreso del Estado se analiza la modificación de tres artículos del Código Penal para incrementar sanciones a quienes roben celulares, pero también penalizar a quienes los comercialicen o compren. A decir de las autoridades, muchos ilícitos se materializan a partir del tráfico en el mercado negro de estos equipos.

El diputado Javier Romo Mendoza presentó la iniciativa y las penalizaciones irían de cuatro a ocho años a quien robe el equipo o el que ayude a remarcarlo o desbloquearlos.  A quien adquiera un equipo robado podría enfrentar sanción de 16 a 32 meses de cárcel, si se comercializan en un local establecido aplicará la cancelación definitiva de cualquier permiso de operación del sitio.

51% de los robos registrados a nivel nacional durante 2017, en transporte público y en calles, fueron para despojar el teléfono celular a las víctimas

Si se usan armas de fuego para el despojo del equipo la pena se iría de los siete a los 15 años de prisión; si el teléfono poseé información biométrica o financiera el monto aumentaría de un lustro a una década en prisión y si se usa esta información de manera dolosa la pena se iría de seis a dos años.

“Buscamos que el robo de celulares se persiga de oficio para que la Fiscalía del Estado y los ayuntamientos, a través de sus policías y sus áreas de inspección, implementen operativos y acciones”, mencionó el legislador por el distrito 8.

La iniciativa entrará a revisión en las comisiones del legislativo y también se estipulan sanciones a servidores públicos que por sus omisiones hayan permitido el robo o compraventa ilegal de los equipos.

Te recomendamos

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo