Trump suspende deportaciones masivas por dos semanas

El objetivo es llegar a un acuerdo bipartidista en cuanto a migración

Por Miguel Velázquez

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió por dos semanas las redadas y deportaciones masivas que iniciarían este domingo, con el objetivo de que los dos partidos políticos -Demócratas y Republicanos- lleguen a un acuerdo en cuanto a seguridad fronteriza.

"A solicitud de los demócratas, he demorado el Proceso de Remoción de Inmigración Ilegal (Deportación) durante dos semanas para ver si los demócratas y los republicanos pueden reunirse y encontrar una solución a los problemas de asilo en la frontera sur. Si no, ¡comienzan las deportaciones!"

Horas antes, el mandatario informó a los indocumentados de que serían deportados y defendió las masivas redadas para detener a familias de inmigrantes que residen en el país de manera irregular.

"Cuando la gente entre ilegalmente a nuestro país, será ¡DEPORTADA!", dijo en un mensaje en Twitter el presidente, quien adelantó el pasado lunes que se realizarían estas redadas con el objetivo de expulsar del país a "millones" de indocumentados.

Las redadas se prolongarían durante varios días en diez grandes ciudades del país. Estarán a cargo del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) y el objetivo es detener a las personas que ya tienen orden de deportación.

"Esto significa que han huido de la ley y han huido de los tribunales. Estas son personas que se supone que deben regresar a su país de origen. Rompieron la ley al entrar al país, y ahora al quedarse", dijo Trump en su tuit.

Posteriormente, cuestionado por la prensa en la Casa Blanca, poco antes de trasladarse hasta la residencia de descanso oficial de Camp David, Trump retomó el tema para criticar a las ciudades que han prometido defender a los inmigrantes.

"Algunas ciudades van a combatirlo. Muchas de esas ciudades son ciudades de alto crimen y son santuario", dijo Trump sobre las urbes, condados y estados que se niegan a colaborar con el Gobierno federal para deportar a indocumentados.

Dos mil familias serían deportadas por ICE

El Gobierno federal batalla política y judicial desde hace meses con estas jurisdicciones para que se sumen a su esfuerzo de ampliar y acelerar el proceso de expulsión del mayor número posible de los más de once millones de indocumentados que se calcula viven en el país.

Sin embargo, numerosas ciudades y estados reafirmaron estos días que protegerán a los indocumentados y que los departamentos de policías bajo su mando no participarán en estas redadas y algunos, como Illinois, anunciaron nuevas medidas para intentar frenar la campaña de Trump.

Según informaron este viernes varios medios, la operación de ICE podría afectar a hasta dos mil familias de indocumentados en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Nueva Orleans (Luisiana), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado).

El objetivo serían unas dos mil familias de indocumentados que habían llegando recientemente al país y a las que ICE envió cartas en febrero en las que les informaba de que tenían hasta marzo para cooperar con las autoridades migratorias y abandonar voluntariamente el país.

Esto ha generado una gran inquietud en la población inmigrante del país y grupos que defienden los derechos de este colectivo han lanzado campañas informativas sobre qué pueden hacer en caso de ser interceptados por agentes de ICE.

En Publimetro TV

Maduro dice que visita de Michelle Bachelet fue "buena" y aspira "nuevas relaciones"

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo