Publisport

“Sueño con conformar en Atlas un equipo de época”: Pedro Portilla

En una charla exclusiva con Publimetro, el nuevo presidente de los Zorros revela sus ilusiones y hace propio el dolor de los aficionados tras 68 años de sequía

Por Cesar Huerta

Es un hombre al que le distingue la amabilidad. En la oficina, lucen detrás de la silla trofeos ganados por las divisiones inferiores rojinegras. Pedro Portilla, nuevo presidente del Atlas, abre las puertas de su espacio laboral a Publimetro, para una charla exclusiva en la que se sincera plenamente para hablar de las ilusiones que tiene, el malestar de la afición, el presente y el futuro del equipo tapatío.

Entiende el dolor de los seguidores, tras 68 años de sequía. Incluso, lo hace propio. Asegura que, al igual que los aficionados, sueña con hacer campeón al Atlas. Va más allá: su anhelo es conjuntar un equipo que marque época en la historia del club. Pero lograrlo no es labor sencilla. Reconoce que los Zorros están lejos de los equipos que mayores ingresos generan en México. Y en el futbol actual, eso es clave para tener éxito deportivo.

Pedro Portilla se abre para hablar de todo: lo que hace distinto al Atlas, la confianza en el conocimiento que tiene Grupo Orlegi para hacer las cosas bien con los Zorros, los objetivos a corto plazo, cómo hacer crecer la marca, la continuidad de Leandro Cufré en medio de la lucha por evitar el descenso y la ilusión de que Rafael Márquez vuelva algún día.

 

¿En qué situación ha encontrado al Atlas y qué metas de corto plazo se puede trazar a partir de lo que ya ha visto por dentro?

— A lo interno, nos hemos encontrado, te lo voy a describir en las distintas áreas, primero con un cuerpo técnico muy motivado, muy metido, muy consciente del reto. Bajando al grupo de jugadores, también me encuentro con un compromiso de cada uno de ellos, con un trabajo de pretemporada muy sólido. Veo un grupo muy compacto y muy sólido. Hacia lo que se refiere a las fuerzas básicas, nos encontramos justo llegando con dos equipos en finales, el Sub 20 y el Sub 17. La Sub 20 consiguiendo el título y la Sub 17 quedando en esa final jugando un par de buenos partidos con Pumas. Es decir, el reflejo de un buen trabajo, muchos jugadores en Selecciones menores. En ese sentido, sentimos que tenemos un presente sólido y un futuro muy halagador. En todo lo que ha sido mi integración con el equipo de oficina y administrativo, veo también un equipo de mujeres y hombres muy comprometido con la institución, me encuentro con mucho talento. La verdad encuentro cosas que se vienen haciendo bien y no partimos de cero: hay un camino recorrido qué hay que solidificar. En ese sentido me siento muy afortunado de encabezar este grupo. Hacia afuera me encuentro con una afición que todos sabemos el nivel de fidelidad que le tiene al equipo, una afición que es conocedora de futbol. Para mí es la mejor afición de México en cuanto esos dos factores, que sabe de futbol y que es fiel al equipo. Es una afición exigente, que la entendemos y nos motiva a trabajar todos los días de manera muy fuerte y muy comprometida por este proyecto.

 

Uno de los mayores errores de la anterior administración fue no entender el valor tan grande que tiene la afición. ¿Usted, en el corto tiempo que lleva, ya comprendió eso?

— Mira, sí creo haberlo entendido. Queremos estar cerca, queremos seguir aprendiendo, queremos ser sensibles a lo que nos pide la afición. Lo primero con lo que me encontré llegando al Atlas es un estudio de mercado hecho de manera muy profesional por Grupo Orlegi, que es la forma en la que trabajamos, que me da muchos señales de lo que es la afición del Atlas. Ya en estos días que hemos estado operando me queda mucho más claro el carácter de esta afición y debemos seguir muy sensibles a los que nos dicen para seguir aprendiendo. Esto no es algo que termine, al contrario, es permanente el acercamiento a la afición. En el entendido de que hay cosas que nos solicita la afición que a lo mejor no podemos cumplir, pero habrá otras que podamos ir cumpliendo, encontrando este balance entre lo que pide la afición y lo que puede ser lo más sano para el negocio.

 

¿Cuáles son estas cosas que no se pueden cumplir?

— Por ejemplo podemos hablar con toda claridad, algo con lo que me encontré inmediatamente es la petición de la afición de poder jugar los sábados por la noche, por un tema de costumbre. Hay quien habla que es parte de la identidad del equipo, yo no creo que sea parte de la identidad de esta institución, eso es algo mucho más profundo que el tema de los horarios. No lo logramos, sin embargo estamos logrando mantenernos los viernes por la noche, que por otro lado en el histórico que hemos revisado de taquilla, también han sido buenas taquillas. Es decir, a la gente le gusta. Entendemos la costumbre y la cantidad de años que Atlas jugó en sábados, no pudimos cumplírselos como tal, pero logramos mantenernos en un horario que los números nos dicen que le ha gustado a la afición.

 

HACER PROPIO EL DOLOR DE LA GENTE

 

Después de tantos años de fracasos, en la afición existe un dolor. ¿Cómo una dirigencia nueva puede hacer propio ese dolor para acabarlo con alegrías?

— Es muy buena, la verdad, la pregunta que haces y lejos de sentirnos que estamos llegando a un equipo donde la exigencia no es la de ser campeón, entendemos ese dolor de la afición. Por otro lado, también comprendemos que es una afición que valora otras cosas, porque si no ya no habría afición del Atlas. Es una afición que valora el buen futbol, que valora el proyecto de academia, de consolidación de jugadores mexicanos y entendemos también que en este entorno del futbol mexicano, si el Atlas no hubiera existido, habría muchas figuras del futbol mexicano que no estarían porque se formaron en esta casa. Sí queremos hacer propio ese dolor y trabajar con la idea de poder, en el mediano plazo, irnos poniendo otros objetivos deportivos que no sean los que tenemos en este momento.

 

¿Qué sería un buen primer torneo al frente del Atlas para Grupo Orlegi?

— Mira, desde luego tenemos que estar muy claros. Cuando se plantea un proyecto, lo primero que debe tener uno claro es de dónde está partiendo. Si no sabemos dónde estamos parados, no tiene caso poner el rumbo final. Entonces, estamos conscientes de dónde estamos, por eso siempre hemos dicho que el objetivo primordial en el primer equipo es pelear cada punto a muerte, nos va la vida en cada punto que vamos a pelear, desde los primeros tres en la jornada uno, para ir pudiendo alejarnos de la situación en la que estamos y poder ir pensando en otras cosas. Sí queremos, a lo interno, que los objetivos terminen siendo calificar y ya a partir de una calificación ya está uno más cerca de lo que quisiera. No queremos, por otro lado, sobre prometer ni vender falsas expectativas. El equipo que se está conformando creo que es muy sólido, con la capacidad de competirle a cualquiera y a partir de ahí creo que vamos a ir pudiendo pensar en otras cosas.

 

Es verdad que en términos de futbol, prometer de poco sirve, ¿pero hay confianza en que puedan ser ustedes quienes hagan al Atlas campeón después de tanto tiempo?

— Más que eso, nosotros nos sentimos, como grupo, con la capacidad de plantear un proyecto muy sólido de mediano y largo plazo, que nos permita ir creciendo en estas dos áreas fundamentales del futbol que están íntimamente ligadas: la capacidad de un equipo de generar ingresos, para que esos ingresos puedan ser reinvertidos en el futbol, ya sea en las fuerzas básicas y en el primer equipo. Hoy por hoy, en cualquier liga del mundo vemos que los equipos que tienen mayor capacidad de generación de ingresos son normalmente los que obtienen los mejores resultados deportivos. Hoy por hoy, sabemos que estamos lejos, muy lejos, de la capacidad de generar ingresos de otros equipos de la Liga MX y para lograr eso tenemos que ir trabajando de la mano de la afición. Creo que el potencial que tiene Atlas es enorme, para situarse entre uno de los grandes del futbol mexicano, que ya lo es en otros factores, pero que lo pudiera llegar a lograr también en resultados deportivos. Para eso tenemos que ir de la mano d e la afición y al final será la afición la que diga que su equipo, porque solos no lo vamos a hacer. Entonces, en la medida que podamos crecer la relación que tenemos con nuestros aficionados actuales y crecer la base de aficionados, creo que seremos contendientes a pelear por otras cosas en el ámbito deportivo.

 

¿El que lo hayan hecho antes con otros equipos les da confianza como grupo?

— Existe confianza porque se ha hecho. El proyecto es muy distinto, no creo que en el futbol existan fórmulas que son replicables, pero sí hay un saber hacer en el grupo, hay experiencia y algo de lo que nos sentimos capaces es que somos adaptables, tenemos esa capacidad de aprendizaje. Lo vamos a generar muy pronto en Atlas para rescatar lo que el grupo ya sabe hacer y hay muchas cosas que Atlas tiene que aportarle al grupo. De esta mezcla de factores va a surgir algo nuevo que será parte y piedra angular de este proyecto.

 

SOÑAR EN GRANDE

 

El aficionado y el futbolista formado en Atlas tienen siempre la ilusión de acabar con la sequía de 68 años. Y muchas veces se cree que el dirigente no comparte eso. ¿Usted sueña con con un título en este equipo, sabiendo la trascendencia histórica que eso tendría?

— Desde luego que en mis sueños está… es uno de mis sueños poder salir campeón con Atlas, pero no nada más eso. Si se trata de soñar, hay que soñar en grande, yo quiero pensar más allá. Quisiera soñar que podemos conformar un equipo de época, como ha habido otros en Atlas; quisiera soñar que nuestros canteranos consolidados en el primer equipo sean base de la Selección Nacional; y quisiera soñar que cuando se vaya un canterano del Atlas es porque se va a un futbol más grande como el europeo; yo quisiera soñar que ganamos una Concachampions y estamos en un Mundial de Clubes. Desde luego que esos son mis sueños, lo que nos toca trabajar a nosotros es que no sean únicamente sueños, que se conviertan en objetivos en un momento. Bajarlos de ese nivel de un gran sueño a que en un momento dado podamos decir ‘para este torneo nuestro objetivo es ser campeones y si no cumplimos ese objetivo, vamos a fracasar’. Hoy no estamos ahí, lo que quiero es que los sueños se puedan convertir en objetivos.

 

¿En cuánto tiempo se puede estar ahí?

— No lo sé, no tengo la respuesta en este momento. Lo que sí sé es que un objetivo fundamental es que dentro de un año que estemos platicando, estemos en una situación muy distinta en cuanto a lo que es el cociente del equipo.

 

¿Qué tiene Atlas que no tenga ningún equipo en el futbol mexicano?

— Tiene una afición distinta a la del resto de los equipos, porque si bien es una afición exigente y que quiere un título, es una afición conocedora, que valora otras cosas del futbol. Tiene una historia muy distinta a la de otros equipos, tiene esa capacidad para dar un ejemplo histórico, hace muy poco nos estábamos acordando de aquel Atlas subcampeón y no nos estábamos acordando del Toluca campeón. Eso es una cosa que sólo genera el Atlas. Y tiene ese valor histórico de la cantera, de la formación. Atlas es un equipo donde las formas importan casi tanto como los resultados, eso es lo que lo hace diferente. Tiene una capacidad también de generar simpatías con aficiones de otros equipos, me acuerdo desde que tengo consciencia futbolística, cuando era niño, me gustaba ver los partidos del Atlas. A la afición de otros equipos le gusta ver sus partidos. Tiene cinco o seis elementos que lo hacen un equipo muy especial.

 

¿Cómo pueden ayudar esos elementos que lo hacen especial a crecer la marca Atlas?

— Yo creo que hay elementos muy puntuales que nos pueden ayudar a eso, por ejemplo lo que hablábamos de la simpatía que genera Atlas en la afición. Eso es algo que genera rating, es algo que genera visibilidad para las marcas, es decir no es sólo un equipo con una gran afición, también tiene el interés del resto de la afición al futbol y eso nos va a ayudar mucho. Otro lado por donde veo que este ADN atlista nos puede ayudar es para tratar de conectar con los jóvenes. Somos la academia del futbol mexicano, vamos a seguir apostando por la formación de jugadores y eso debe generar un atractivo entre los jóvenes aficionados al futbol. Son dos factores muy importantes que veo que nos pueden ayudar a potenciar la marca Atlas.

 

CUFRE Y MÁRQUEZ

 

Hay quién cree que es muy riesgoso jugar un año bajo el riesgo de descender con un técnico que recién va comenzando su carrera en el banco. ¿Qué le convenció de Leandro Cufré para darle continuidad a su proyecto?

— Primero su capacidad, si bien es un técnico joven que empieza su carrera, es un técnico que tiene capacidad y creo que quedó demostrada en la tendencia, en cuanto a resultados y funcionamiento del equipo, de los partidos que pudo dirigir. Segundo, que para nosotros también era algo fundamental, es alguien que conoce esta casa, la entiende muy bien. Los valores y filosofía de Landro concuerdan con los valores y filosofía del Atlas. Es un técnico que en momentos complicados le ha dado oportunidad a los jóvenes y lo va a seguir haciendo, se va a consolidar. Leandro es un técnico que además de ese conocimiento de la casa y de su capacidad, el tema de personalidad es muy importante en este momento: ejerce un liderazgo muy importante sobre el grupo. Es un tipo echado para adelante, un técnico que no le tiene miedo a estos retos y eso es para nosotros fundamental.

 

¿Lamenta de alguna forma no haber podido contar en su proyecto con un hombre tan importante y emblemático para la historia del Atlas como Rafael Márquez?

— Yo creo que también ahí interviene por un lado los planes personales de Rafa porque el también lo manifiesta que quiere tomar decisiones, en cuáles de las muchas áreas que intervienen en la industria del futbol, será en la que él se dedique. Yo tendría mucha ilusión que en el futuro se nos dé la oportunidad de trabajar juntos. Desde luego esta es su casa, él es un referente, quizá el más importante del atlismo como jugador y sé que lo puede ser en otra faceta. Entonces, yo quisiera estar esperanzado en que la vida nos dé la oportunidad de trabajar juntos en un futuro cercano.

 

Lo más visto de Publimetro TV:

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo