Pechuga subió porque somos 'remilgosos para comer': Profeco

El procurador Ricardo Sheffield Padilla, informó que no hay ninguna presión inflacionaria y los precios del pollo están estables.

Por Monserrat Vargas

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, indicó que no hay presión inflacionaria en los precios del pollo, sino que más bien el aumento se debe a un tema de estabilización de mercado.

Te puede interesar: Aguacate y pollo se disparan hasta 200% en lo que va del año

“Esto ha sido porque, ahora sí que como dicen en mi pueblo, nos hemos vuelto más remilgosos para comer”, manifestó en rueda de prensa desde Palacio Nacional al agregar que el costo no ha sido influido por la importación.

Detalló que la pechuga con hueso y sin ha aumentado su demanda en el mercado doméstico. “Como se vende el pollo completo eso ha hecho que baje el precio de la pierna y suba un poco el precio de la pechuga de pollo, pero no hay ninguna presión inflacionaria y los precios están estables”, agregó.

Indicó que por lo anterior, la medida que tomó la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín fue autorizar para el segundo semestre cupos de importación de pollo, lo cual garantizará la estabilidad de los precios en el mercado.

Precios

El procurador informó que, de acuerdo a los datos recabados la semana pasada, en el caso del pollo entero, el precio promedio por kilo fue de 40 pesos con 75 centavos.

En tanto, para la pechuga de pollo, el promedio está en 89 pesos con 56 centavos, lo que quiere decir que sí ha subido, pero eso, dijo, se debe al abuso de los expendedores.

“Siempre va a haber algún expendedor del producto que se pase de rosca”, aseguró, pero señaló que para eso está el poder del consumidor.

Agregó que el precio mínimo de la pechuga de pollo se encontró en Campeche a un costo de 51 pesos con nueve centavos.

El precio más caro se registró en San Luis Potosí a 142 pesos.

Inflación a la baja

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo estar enterado de la variación de los costos, pero destacó que “es importante que se tenga el dato que ha bajado la inflación, que de una u otra manera sirve para medir el comportamiento de precios”.

“Hay control en los precios de los energéticos, y eso no se dice. Si no aumenta la gasolina y no aumenta el diésel y no aumenta el gas, la luz en términos reales, hay control. Entonces, estamos procurando que no haya inflación porque así, aunque mejore el salario, no hay más capacidad de compra”, dijo.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo