Balacera en centro comercial de Zapopan, confirman dos muertos y seis heridos

La balacera fue en un negocio de hamburguesas en Plaza Galerías; un escolta de María Luisa Aguirre habría causado la muerte a dos sicarios que iban por un comensal

Por Héctor Escamilla

Dos muertos y seis heridos fue el saldo de un ataque a balazos que se registró en un restaurante de comida rápida en el centro comercial Plaza Galerías de Zapopan la tarde de este miércoles.

Se informó que dos sujetos armados ingresaron al restaurante Carl’s Junior ubicado en el estacionamiento del centro comercial de las avenidas Vallarta y Rafael Sanzio. Los dos sujetos al parecer atacarían a un comensal que se encontraba en el sitio, pero se habrían topado con el escolta de la esposa del gobernador de Nayarit, María Luisa Aguirre, quien estaba de visita en el mismo local acompañada por sus dos hijos y según información que entregó el gobierno del estado vecino.

El escolta habría sacado su arma y disparó contra los agresores, provocando la muerte de ambos, sin embargo, en el intercambio de balas también resultaron lesionados cinco comensales más, así como el mismo escolta.

Un testigo presencial informa que del sitio salió corriendo un joven de 22 a 24 años, calvo, pantalón gris tipo pants, camisa negra y gorra negra, quien habría abordado una moto en el estacionamiento y huyó con dirección a avenida Patria. Presuntamente esta persona estaría relacionada al atentado.

Tres y media después del evento, el fiscal estatal, Gerardo Octavio Solís Gómez, señaló que el incidente inició por dos grupos de la delincuencia organizada en el lugar.

De los lesionados, se informó que hay una mujer con una lesión de bala en el glúteo, uno más herido en el tórax, otro varón mayor de edad con lesión en la pierna, una mujer lesionada por esquirlas, un herido más con una lesión que hasta el momento no ha sido revelada, además del escolta de la esposa del gobernador. Los afectados fueron enviados a diferentes hospitales de la ciudad.

“Use mi camisa para curarle una herida a mi tía, una esquirla porque se estaba desangrando, tiene 73 años, es diabética y es viuda. (…) estábamos por empezar a comer cuando escuchamos el primer balazo, a dos mesas de nosotros estaba la persona disparándole a otro. Nosotros nos tiramos al suelo porque fue una ráfaga de 30 balazos. Por ahí me dicen que vieron a un pelón que salió corriendo. La verdad fue algo espantoso. Ya no puede uno salir a comer, a ningún lado. Tenemos un gobierno para la madre, para la mierda”, señaló un sobreviviente del ataque.

Los testigos afirman que al momento del ataque el lugar estaba lleno de niños y familias.

Te recomendamos

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo