Incrementa 43% el despojo de inmuebles en la CDMX

Aunque la ley contempla hasta seis años de cárcel por este delito, no hay ni un solo procesado por autoridades capitalinas de 2014 a la fecha

Por Aabye Vargas

Las denuncias ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) por despojo de inmueble o a casa-habitación incrementaron 43% en los últimos cuatro años. De acuerdo con denuncias de afectados, los desalojos ocurren con violencia, sin debido proceso y en violación al Código Civil de la capital, así como sus garantías individuales.

Según información de la dependencia que Publimetro obtuvo vía Ley General de Transparencia, en 2014 se presentaron mil 672 procesos en contra de desalojos irregulares; en tanto, el año pasado la cifra subió a dos mil 403 denuncias.

Carlos Acuña, periodista y vecino afectado del edificio Trevi, ubicado en Colón 1 y Doctor Mora, en el Centro de la Ciudad de México, relató a Publimetro cómo fue desalojado mediante un proceso judicial ilegal, ya que ni siquiera le notificaron con cinco días de anticipación como lo marca la ley.

Incluso, debido a esto interpuso tres juicios de amparo –que no han procedido– y una queja ante la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDH-CDMX).

“Hay una serie de irregularidades. Me desalojan bajo el pretexto de falta de pago de renta, pero tengo todos los recibos y los presenté, todo está justificado ante el juzgado 20; sin embargo, se brincaron el amparo que interpuse y dictaron desalojo, aunque seguía el proceso, pues no había terminado.

“He visto casos muy similares al mío, en donde dueños extraños se acreditan como herederos e impulsan una serie de juicios para expulsar a vecinos y terminan despojando incluso a propietarios. Es un acoso legal, en donde hacen todo lo posible para que te salgas. Yo sigo dentro del Trevi junto con algunos vecinos; sí tenemos miedo, pero queremos demostrar cómo operan”, dijo.

Publimetro Foto: Especial

“Temo por mi vida”

Rufina Galindo, quien ha vivido durante más de 60 años en el edificio ubicado en Zapata 68, en el Centro Histórico de la capital, reveló en una entrevista que luego de más de tres años de interponer recursos legales para evitar el desalojo, la semana pasada un sujeto amenazó con desaparecerla al interior del juzgado 32.

“Yo fui desalojada el 5 de septiembre de 2016, pero interpuse un amparo y me devolvieron la posesión del departamento, pero sigue el proceso jurídico. Ahorita quedan sólo cinco departamentos ocupados, pues de 24 han desalojado 19. Han sacado a las personas injustamente; incluso, han blanqueado expedientes, quitándo documentos.

“El lunes pasado el licenciado Mario Platas Pacheco llevó a dos personas al juzgado 32, en donde una de ellas mencionó que ‘si yo era la que tenían que desaparecer’. La verdad sí temo por mi vida, pues han metido gente al edificio, por lo que desconocemos quiénes son”, aseguró.

Esto no ha sido lo único que ha vivido Rufina, pues también una de las vecinas de Zapata 68, Claudia Oropeza, señaló que el 12 de febrero de este año ingresaron varias personas al inmueble con el objetivo de “molestarnos y hacernos la vida imposible”.

“Nos han robado, nos han quitado nuestra tranquilidad, todo el día se están drogando en los departamentos. Cuando fue el desalojo nos llegaron 800 policías con dos helicópteros para sacar a 10 familias, pero sin mostrar algún documento oficial”, acusó.

Delito imparable

El delito de despojo parece imparable y continúa al alza. Según documentos oficiales de la PGJ, este 2019 podría romper récord en este tipo de denuncias, ya que hasta julio se han levantado mil 561 carpetas de investigación, por lo que de seguir con esta tendencia el año cerraría con más de tres mil procesos judiciales, el más alto de los últimos años.

Por esto, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), la Procuraduría General de Justicia y el Colegio de Notarios de la Ciudad de México instalaron una mesa de trabajo insterinstitucional para prevenir los despojos, luego de que la titular de la PGJ, Ernestina Godoy, asegurara que han detectado varias modalidades en este delito.

“Personas entran a inmuebles donde viven adultos mayores o mujeres solas y les cambian la chapa; invasiones de organizaciones sociales; sentencias apócrifas, o verdaderas pero con fraudes procesales”, indicó la procuradora durante una conferencia de prensa.

Silvia Pineda Luna, afectada que habitaba el inmueble ubicado en Querétaro 122, y Guadalupe Islas, de Puebla 261, ambas en la colonia Roma, denunciaron que nunca se les hizo válido el derecho de tanto, el cual permite a inquilinos adquirir el inmueble de forma preferencial ofreciendo la misma cantidad que ofertó un tercero por la vivienda.

“No nos avisaron que iban a vender el edificio ni nos llegó notificación, sólo arribaron alrededor de 60 personas para desalojarnos, a pesar de que llevó 45 años viviendo aquí. No eran policías los que nos maltrataron violentamente a mi esposo, mis hijos y a mí. Ya todo está en tribunales, es injusto lo que está pasando. Ya llevamos dos años con esta situación, pero no hay avances”, acusó Guadalupe Islas.

GALERÍA:

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo