Regularmente se escuchaban gritos y golpes entre Lesvy y su novio: vecina

Natalia "N" los describió a ambos como reservados e incluso poco sociables

Por Notimex

En varias ocasiones escuché gritos y golpes en la habitación que Lesvy y Jorge Luis compartían en la casa de renta para estudiantes", relata Natalia N. durante la audiencia de juicio oral en el Tribunal Colegiado de la Ciudad de México, integrado por tres jueces.

Natalia N, quien compartió piso con Lesvy Berlín Rivera Osorio y su novio Jorge Luis N., en la casa de renta por casi dos meses, explicó que percibía a la joven de 22 años como tímida, callada, seria y no sociable con nadie de los demás estudiantes.

"¿Y si lo hice yo?", preguntó presunto feminicida de Lesvy a amiga

Guadalupe "N", amiga de la víctima, grabó dos conversaciones en las que Jorge Luis presuntamente desconocía acordarse del crimen por estar drogado

Resaltó que también Jorge Luis, presunto homicida de Lesvy, lo veía como serio, “y nos limitábamos a saludarnos cordialmente, no propició ningún acercamiento".

La compañera de vivienda relató que no socializó con la pareja. “Varias ocasiones escuché gritos y golpes en su habitación, insultos: ¡chingada madre! era el tipo de groserías de Jorge Luis, y el llanto de Lesvy".

Aclaró que no puede cuantificar las veces, pero no fueron pocas, dos o tres veces a la semana se escuchaban sonidos que tenían que ver con golpes de objetos.

En una ocasión, recordó, una madrugada en la que estaba dormitando, escuchó gritos de Jorge y el llanto de Lesvy, quien se cayó abriendo la puerta de su habitación que había dejado emparejada y de inmediato se incorporó y llorando salió del cuarto.

Natalia N. fue más allá al rememorar que Jorge Luis insultaba a Lesvy con palabras groseras como “puta”, “pendeja e “idiota”, y sostuvo que la pareja realizaba a veces reuniones en las áreas comunes en donde llevaban amigos y al otro día encontraban botellas de bebidas alcohólicas vacías y fuerte olor a cigarro.

De esa ocasión, reveló que fue a quejarse con la dueña, porque la pareja no limpiaba el área común y sostuvo que Lesvy y Jorge Luis duraron casi dos meses en esa vivienda porque la dueña les pidió el cuarto.

Relató que durante ese tiempo también le informó a la dueña de la casa sobre los gritos y golpes, pero nunca llamó a la policía, de lo cual está arrepentida.

El cadáver de Lesvy Berlín Rivera Osorio fue hallado en Ciudad Universitaria el 3 de mayo de 2017.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo