¿Qué alimentos ayudan a subir las plaquetas bajas?

Un número bajo de plaquetas puede ser indicador de alguna enfermedad. El brócoli, las fresas, los huevos y la carne de res son algunos alimentos que ayudan a incrementar sus niveles.

Por María Fuenmayor

Las plaquetas son células que están presentes en la sangre y ayudan a su coagulación. Existen muchas causas por las que una personas presenta niveles bajos de estas, una condición que recibe el nombre de trombocitopenia.

Por lo general, tener las plaquetas bajas se manifiesta con síntomas como:

  • Fatiga
  • Sangrado de las encías o nariz
  • Menstruación abundante
  • Facilidad para hacerse moretones

Un examen de sangre que revele un conteo de plaquetas bajo (lo normal es entre 150.000 y 450.000 por microlitro) es señal de que quizás:

  • Padece alguna infección
  • Está gestando
  • Sufre alguna enfermedad
  • Un medicamento está afectando los niveles, entre otras causas

Si el número de plaquetas está apenas debajo de lo normal, hacer algunos cambios en la dieta puede mejorar rápidamente su presencia en la sangre.

Hay una serie de nutrientes que son necesarios para que nuestra sangre permanezca saludable. El folato, hierro, vitamina B12, C, K y D son algunos de los que necesitamos para aumentar los niveles de plaquetas.

Algunos alimentos que los incluyen son:

Vitamina B12

Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés) asegura que esta es crucial para que las funciones cerebrales y formación de la sangre se realice. Podemos hallarla en carnes, huevos  y pescados como salmón y atún.

Folato

El folato es esencial para tener unas células sanguíneas saludables. Es una vitamina B y se puede ingerir fácilmente con suplementos de ácido fólico.

Algunos alimentos ricos en folato son los vegetales de hojas verde oscuro, jugo de naranja, frijoles de ojo negro, hígado de res y arroz.

Vitamina C

Popular por sus poderes para reforzar el sistema inmune, esta vitamina apoya el funcionamiento normal de las plaquetas y ayuda que el cuerpo retenga el hierro que necesita.

Las naranjas, piñas, tomates, fresas, los pimientos, las coles de Bruselas y el brócoli son altos en vitamina C.

Lo mejor será comerlos crudos para que el calor no elimine la vitamina de nuestras comidas.

Hierro

El hierro es esencial para la producción de hemoglobina, una proteína que traslada el oxígeno desde los pulmones a varias partes del cuerpo. Además, es indispensable para el crecimiento, reseñó el NIH.

Podemos incrementar la presencia de este mineral si comemos lentejas, chocolate negro, hígado de res y frijoles.

Vitamina D

La vitamina D es necesaria para que los huesos, músculos y nervios permanezcan en perfecto funcionamiento. Esta es generada por el cuerpo al recibir luz solar.

Algunas fuentes alimenticias son el salmón o atún, la yema de huevo, leche y yogur fortificados y aceite de hígado de bacalao.

Vitamina K

Esta importante vitamina ayuda al mantener el sistema óseo en buenas condiciones y aporta importantes beneficios a la coagulación sanguínea. También es llamada "vitamina de la coagulación".

Calabaza, acelgas, nabo verde, espinacas, col rizada, brócoli y soja contienen en buen medida esta vitamina.

Las bebidas alcohólicas y el endulzante aspartamo deben evadirse porque disminuyen las plaquetas.

Porque tu salud es importante, hazte un chequeo médico

Durante este mes algunos laboratorios y hospitales ofrecen distintas alternativas como descuentos, paquetes o pagos a meses sin intereses de chequeos médicos generales y específicos

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo