T-MEC entrará en vigor oficialmente en marzo de 2020

Una vez que los Congresos de México, EU y Canadá ratifiquen los últimos acuerdos pasarán 90 días para que el T-MEC sustituya y marque el final del TLCAN

Por Mario Mendoza Rojas | @SoyMrMoney

El T-MEC entrará en operaciones, de manera oficial, hasta el primer trimestre de 2020, mientras tanto el TLCAN sigue vigente y se mantiene como el rector principal del comercio y las inversiones en América del Norte.

Aunque sus primeros resultados en materia de exportaciones, negocios, atracción de capital y nuevos proyectos productivos serán visibles en un periodo de tres a cinco años, señalaron analistas consultados por Publimetro.

Celebra López Obrador que T-MEC sea respetuoso de las soberanías

El mandatario reconoció que, sin la cooperación de su homólogo estadounidense, Donald Trump, no hubiera sido posible firmar el acuerdo.

La especialista en Comercio Exterior del Departamento de Estudios Empresariales de la IBERO, Aribel Contreras Suárez, explicó que, una vez que los Congresos de México, EU y Canadá ratifiquen los últimos acuerdos en materia laboral y reglas de origen –anunciados este martes– deberán pasar tres meses para que el TMEC entre en vigor.

“Las reglas del TMEC determinan que, después de la ratificación oficial de los acuerdos por el Legislativo de los tres países firmantes, deberá transcurrir un periodo de 90 días para la entrada del nuevo acuerdo y la sustitución del actual TLCAN.

“La versión oficial, proporcionada por la propia cancillería mexicana, indica que el acuerdo y sus últimos agregados están planchados políticamente; por lo que se espera que la ratificación legislativa del T-MEC sea una realidad el 18 de diciembre próximo.

“De tal suerte que, de acuerdo a los tiempos oficiales, el nuevo acuerdo entraría en vigor –oficialmente– en marzo de 2020; en sustitución del actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte”, refirió Aribel Contreras.

México logró lo que Trump no

La especialista de la IBERO señaló que los últimos acuerdos sobre el T-MEC son un “triunfo histórico para México”; porque a través de las gestiones del subsecretario América del Norte, Jesús Seade, “se destrabó el convenio y se logró el apoyo del Congreso de EU; lo que ni Trump pudo hacer”.

Explicó que para obtener el aval del Congreso de los tres países involucrados, se aprobó las aplicación “de algunos mini T-MEC” en materia de reglas de origen, mercado laboral y producción de aluminio y acero; los cuales se materializarán a través de adéndums.

Indicó que dicha figura funciona como agregados al texto original, firmado por México, Estados Unidos y Canadá desde el 30 de noviembre de 2018. De tal forma que los adéndum sirven apara agregar ciertas disposiciones en áreas, capítulos y actividades específicas de lo ya firmado.

Ello, apuntó Aribel Contreras, significa que “texto original no se modifica”; y que no habrá rondas o meses de negociación; como pasó al principio del proceso de modernización del TLCAN, que llevó al T-MEC.

Asilo de Evo Morales en México, ‘moneda de cambio’ para destrabar T-MEC en EU

Con Evo Morales México gana 50% de probabilidades para ratificar el T-MEC; lo cual abriría la puerta a nuevos negocios e inversiones y menos incertidumbre económica

“Se trata de otro procedimiento que, por lo anunciado por la líder de la Cámara de Representantes de EU, Nancy Pelosi, en el sentido de que el acuerdo final del T-MEC ‘es infinitamente mejor’ a lo propuesto al inicio, cuenta con el apoyo de los demócratas y tiene vía libre para ser aprobado”.

Cinco años para resultados del T-MEC

El consultor en negocios internacionales, Abraham Vergara Contreras, indicó los primeros resultados, tras la ratificación del T-MEC, serán palpables a mediano y largo plazos; en un mínimo de tres a cinco años.

¿Cómo beneficia a México la ratificación y entrada en vigor del T-MEC?

– Significa la posibilidad de atraer más inversiones a México y mejorar el clima para hacer nuevos negocios; pero sus primeros resultados reales llegarán al final de este sexenio. Como sucede en estos casos, se anunciarán nuevas inversiones y proyectos; pero estos no se concretan en los inmediato.

¿El nuevo acuerdo abonará al crecimiento de la economía mexicana?

– No olvidemos que existe el TLCAN y que a través de éste se mantiene el comercio, las inversiones y los proyectos productivos entre los tres países. El T-MEC sólo moderniza la relación ya existente. Y aunque mejore el clima de negocios, esto no releva al gobierno mexicano de su responsabilidad de instrumentar políticas que garanticen el estado de derecho; mejoren la seguridad pública, den certidumbre a las inversiones y promuevan la creación de empleos.

¿Es una cortina de humo para esconder otros problemas que arrastra México?

– Efectivamente. Porque los problemas que mencioné siguen ahí; y no se van por simple firma o aprobación del acuerdo. Aunque parece que quedan ocultos ante los gran anuncios sobre los acuerdos finales del T-MEC.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo