El emblemático reloj Big Ben anunciará la llegada del 2020

Durante dos años, el reloj ha estado en silencio por obras de restauración.

Por Marissel Villalobos

Luego de permanecer en reparación y mantenimiento desde hace dos años, este domingo se dio a conocer que las campanadas del Big Ben sonarán la medianoche del 31 de diciembre para anunciar la llegada del año nuevo.

Este importante símbolo y referencia de Londres ha estado en restauración desde el 2017 y se espera que las obras totales finalicen en el 2021.

Sin embargo, la torre Isabel que alberga el reloj y las campanas principales han sido terminadas. Los londinenses podrán volver a escuchar el latir de este emblemático reloj para dar inicio al año nuevo.

El Parlamento británico informó que para evitar contratiempos, las campanas se pondrían a prueba desde el pasado domingo, según reseñó el diario español La Vanguardia.

Historia del Big Ben

La torre de 96 metros de altura forma parte del Palacio de Westminster y muestra 4 caras del reloj, una de cada lado. Durante este tiempo, se han restaurado las 4 estructuras esféricas y se pintaron las manecillas que pasaron de ser de color negro a azul. Además, se revistó la piedra caliza que cubre el edificio de estilo gótico.

El reloj Big Ben fue diseñado por el arquitecto August Pugin años antes de caer en demencia y comenzó a funcionar en 1859. Hasta el 2012 era conocido también como Clock Tower, pero se le cambió el nombre por Elizabeth Tower (Torre Isabel) en honor a la reina Isabel II.

El emblemático reloj Big Ben anunciará la llegada del 2020 Hasta ahora, se han invertido más de 4 mil millones de euros en la restauración del Big Ben. / Foto: Pixabay

Cada uno de los lados cuenta con un reloj de hierro de 7 metros de altura con 312 piezas de vidrio. Es altamente famoso por su fiabilidad, ya que en muy pocas ocasiones el reloj ha dejado de funcionar.

Fue construido con materiales tan fuertes y duraderos que su estructura aguanta nieve y viento y hasta un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, esperemos que no suceda lo mismo que en 1962 cuando los ingleses se retrasaron 10 minutos en el inicio del año nuevo debido a fallas técnicas en las campanas.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo