Sistema de salud causará nueva disputa entre Jalisco y la Federación

La oposición a la centralización del sistema de salud y las definciencias del Insabi amenazan con generar una nueva confrontación entre el gobierno estatal y federal

Por Héctor Escamilla

Autoridades federales y estatales se reunirán mañana para analizar las políticas del sistema de salud a nivel nacional; pero el gobierno de Jalisco adelanta que expresará su inconformidad por los vacíos que dejó la llegada del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi) y la oposición total a la centralización de los servicios de salud. El gobernador del Estado, Enrique Alfaro Ramírez, adelantó que el no cederá el sistema de salud de Jalisco al gobierno federal, como ha sido propuesto por el el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Te recomendamos: Insabi arranca servicio en medio de quejas y polémica

La relación entre las autoridades federales ha sido ríspida, por un lado las críticas al manejo de los recursos federales y en el combate a la inseguridad. El tema sanitario se asoma como un nuevo frente de batalla entre los dos niveles de gobierno.

Alfaro ya había sido crítico con las autoridades sanitarias federales, pues desde el año pasado les retrasaron los recursos para la operación del seguro popular, una demora de 11 meses y aún hay un pago pendiente por 217 millones de pesos.

A esta situación, se suma la intención que todo el sistema de salud nacional sea cedido por los estados al gobierno federal: “Jalisco no va a entregar su sistema de salud a la federación. Ese modelo centralista, absurdo que están planteando no va a ser acompañado por el gobierno de Jalisco. Pero, aunque expresan que los estados son libres de tomar la decisión que consideren, ahora lo que necesitamos es saber en qué condiciones. Hay poca claridad y pocas definiciones respecto a la manera en cómo los Estados que hemos decidido no caminar en esta ruta, que nos parece que está condenada al fracaso, vamos a trabajar y cómo será la coordinación con la nación”, sentenció el gobernador Enrique Alfaro.

Sobre la desaparición del Seguro Popular y la llegada del Insabi, adelantó que será después de la reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, y una vez que se despejen las dudas, cuando Jalisco fije una postura clara acerca de este esquema, aunque adelantó de antemano que hay un “desorden”.

El funcionario mencionó que el gobierno del Estado, a través de sus servicios de salud, es perfectamente capaz de dar atención gratuita a quienes quedaron sin Seguro Popular, durante los seis meses que tarden en generar las reglas de operación y puso por ejemplo, que el estado se las arregló durante los 11 meses del 2019 que nunca llegaron los fondos del Seguro Popular a la entidad.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo