Benedicto XVI y el papa Francisco chocan sobre el celibato

La injerencia de Benedicto es extraordinaria dado que él prometió, al retirarse en el 2013, permanecer “oculto al mundo” y obedecer al nuevo papa.

Por AP

El Vaticano intentó el lunes minimizar la decisión del papa retirado Benedicto XVI de reafirmar “la necesidad” de mantener el celibato entre el clero, justo en momentos en que el papa Francisco sopesa la posibilidad de aceptar hombres casados como curas debido a la escasez de religiosos católicos.

El director editorial del Vaticano, Andrea Tornielli, escribió una editorial que busca poner el polémico libro de Benedicto en el contexto de una continuidad entre los dos papas. Subrayó que también Francisco ha defendido el “regalo” del celibato sacerdotal y se negó a hacerlo algo opcional a nivel mundial.

Arquidiócesis suplica por la paz mundial

La editorial del semanario Desde la Fe, hace referencia al reciente enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán

El diario francés Le Figaro publicó la noche del domingo extractos del libro “Desde el fondo de nuestros corazones: El clero, el celibato y la crisis en la Iglesia Católica”, que Benedicto escribió junto con otro líder católico conservador, el cardenal Robert Sarah de Guinea; The Associated Press obtuvo copias del ejemplar preliminar en inglés que será publicado el 20 de febrero por Ignatius Press.

La injerencia de Benedicto es extraordinaria dado que él prometió, al retirarse en el 2013, permanecer “oculto al mundo” y obedecer al nuevo papa. Había cumplido mayormente esa promesa, si bien el año pasado redactó un extraño ensayo en que culpó de la crisis de abuso sexual a la revolución sexual de la década de 1960.

Sin embargo, su reafirmación del celibato sacerdotal gira en torno a un tema delicado sobre el cual Francisco tiene pensado pronunciarse en las semanas próximas, y bien podría considerarse un intento público del papa anterior de persuadir al pontífice actual.

Las implicaciones de esta injerencia podrían ser graves debido a la oposición a Francisco expresada por conservadores y tradicionalistas nostálgicos por el papado de Benedicto, y algunos de los cuales incluso consideran su renuncia ilegítima.

Es probable que el libro reavive la ansiedad sobre la sabia decisión de Benedicto de autoproclamarse “papa emérito” en lugar de solo un obispo retirado, y crear una situación sin precedentes de un papa retirado viviendo en los jardines del Vaticano cerca del actual, y vistiendo la sotana blanca del papado.

En ese sentido, es relevante que la edición en inglés del libro señale como autor a “Benedicto XVI” sin mencionar su estatus de papa emérito en la portada.

Los autores claramente anticiparon la potencial interpretación de su libro como una crítica al papa actual, e indicaron en su introducción escrita en coautoría que ellos son dos obispos que lo escribieron “con espíritu de obediencia filial, al papa Francisco”.

Pero también afirmaron que la “crisis" actual en la Iglesia los obliga a no permanecer callados.

Francisco ha dicho que escribirá un documento con base en el resultado del sínodo de obispos de octubre de 2019 en la Amazonía. Una mayoría de obispos en el encuentro exigieron la ordenación de hombres casados para resolver la escasez de sacerdotes en la Amazonía, donde los fieles pueden pasar meses sin que les sea oficiada una misa.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo