Robert Irvine habla de cómo logra lo imposible rescatando restaurantes

El chef Robert Irvine se sentó con Metro para hablar sobre la última temporada de 'Rescata mi Restaurante' y más.

Por Daniel Casillas

En "Rescata mi Restaurante" (Restaurant Impossible), el Chef Robert Irvine ha visto mucho. En el transcurso de nueve años (se estrenó por primera vez en el 2011), el show ha visto restaurantes en situaciones extremas, algunos incluso con millones de dólares de deuda. Con sólo dos días y 10 mil dólares, Irivine se ha desafiado a sí mismo una y otra vez para ayudar a estos negocios en dificultades a alcanzar su máximo potencial.

Aparte del desafío de dar vuelta un restaurante en tiempo récord, y el éxito salvaje del show, una cosa que se deduce de hablar con Irvine es que se preocupa, mucho. Cada episodio viene con su propio conjunto de dificultades, pero el objetivo principal del famoso chef es marcar una verdadera diferencia en la vida de las personas, por el bien de su negocio, sus familias y ellos mismos.

Irvine se sentó con Metro para hablar más sobre la idea detrás del programa, la temporada actual y por qué es importante para él ver a cada individuo florecer más allá de la fecha de emisión de "Rescata mi Restaurante".

P: ¿Qué impulsó inicialmente la creación de "Rescata mi Restaurante"?
– Después de trabajar en "Dinner Impossible", me preguntaron qué más quería hacer, y pensé en este programa; primero filmamos seis episodios, cada uno de ellos de treinta minutos, que finalmente llegaron a ser de una hora. Se basaba en algunas cosas pero principalmente en cómo manejar un negocio exitoso. Al principio no pensé que lo íbamos a hacer, principalmente por la responsabilidad de dejarme entrar en el edificio con un mazo… era bastante grande.

P: ¿Qué le hizo decidir poner los retos de tener sólo dos días y 10.000 dólares para dar vuelta el restaurante?
– Lo hace más divertido y, básicamente, me estoy desafiando a mí mismo porque sólo tengo una cierta cantidad de tiempo y dinero y tengo que hacer un restaurante increíble con eso. Cualquiera que diga que puede hacer un restaurante en 24 horas o menos de 48, estoy aquí para decir que no puede hacerlo. Hay ciertas cosas que puedo hacer y otras que no, y las cosas han salido mal, como estar en la cocina y tener un problema con la tubería de gas en medio de la filmación. Estas cosas pasan, y tienes que arreglar (esos problemas) y trabajar alrededor de esos (problemas). Sólo tienes que empujar y empujar, y creo que al final del segundo día hemos llegado al límite con los propietarios y conmigo. Simplemente las emociones y la montaña rusa de todo esto.

Robert Irvine

P: ¿Son similares muchos de los problemas que enfrentan estos restaurantes?
– Se trata de la falta de liderazgo, de la falta de visión y de la falta de dinero para cambiar. Un restaurante debe cambiar cada tres años con su apariencia y con el menú cuatro veces al año. Sin embargo, en general, yo digo que si no tienes suficiente dinero hay algo que puedes hacer: limpiar. Una de las cosas que más me frustran es cuando la gente dice: "No tengo nada y no puedo hacer esto", y yo les digo bueno, tienes agua caliente, jabón y un paño, tan limpio, que no hay razón para que esté tan sucio. No hay excusa para eso. Pero al final todos son similares en circunstancias, puede que no les guste cambiar. No cambiarán el menú porque piensan que los clientes no volverán si lo hacen, y si ponen nuevos artículos en el menú, los clientes no vendrán porque les gustan los platos antiguos. Pero, ¿qué pasa cuando la clientela que ama el restaurante fallece? ¿Van a cerrar? Si no cambias, saldrás del negocio, y eso es con cualquier negocio, no sólo con los restaurantes.

P: ¿Qué pueden esperar los aficionados con la actual temporada de "Rescata mi Restaurante"?
– Hay tantos grandes episodios. Con cualquier episodio de "Rescata mi Restaurante", puede que yo no sea del agrado de la persona en particular. Cuando uno dice que su comida no es buena, que su restaurante es una porquería o que ciertas cosas pasan, automáticamente se ponen a la defensiva. Pero luego terminas apoyando a las personas que se esfuerzan. Así que hay muchos altibajos, muchas emociones, muchos estilos diferentes y razones por las que los restaurantes están fallando, incluso algunas que son personales. Es la vida en general, pero cada episodio es diferente, no hay dos iguales y eso hace que la televisión sea buena. Además, también tenemos "Rescata mi Restaurante: regreso" (Restaurante Imposible": Revisited) donde volvemos a los restaurantes que visitamos hace 8 o 9 años para ver cómo están, algunos de los cuales tenían una deuda de un millón de dólares y ahora son exitosos. Así que funciona, si escuchas.

P: ¿Por qué es importante que vuelvas a visitar algunos de estos lugares que han estado en "Restaurante Imposible"?
– Bueno, me mantengo en contacto con la mayoría de la gente de hace años, así que cuando me voy, no se trata sólo de hacer buena televisión; me preocupo por ellos y sus familias. Hicimos un episodio con Rosie's Cafe, y la dueña, Kaitlyn, hace unos cinco o seis meses sufrió un accidente automovilístico. Conducía una motocicleta, fue un atropello y fuga y eso la dejó en coma. Ahora mismo están manteniendo el restaurante en funcionamiento, así que me mantengo en contacto con esa gente incluso desde el hospital, así que no estoy allí sólo por dos días. Estoy allí, mi número de teléfono está allí, mi correo electrónico está allí. A veces si (los participantes anteriores) hacen un cambio me llaman. He adoptado un interés en lo que hacen. Por eso es importante volver, quiero saber qué les pasa.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo