Trump descarga su furia contra los que intentaron destituirlo

“Fue malévolo, fue corrupto”, declaró Trump. “Esto no le debe ocurrir a otro presidente, jamás”.

Por AP

Regocijándose por quedar absuelto en su juicio político, un desafiante Donald Trump aprovechó su victoria el jueves desatando su furia contra aquellos que trataron de destituirlo y apuntando a su campaña de reelección.

En un mensaje que dio desde la Casa Blanca y con gesto triunfal, el presidente alzó un ejemplar de un diario que en la portada titulaba “ABSUELTO”.

“Pasamos por un infierno, injustamente”, insistió. “No hicimos nada malo”. “Pasamos por un infierno, injustamente”, insistió. “No hicimos nada malo”. / Foto: AP

Trump declaró que el proceso de juicio político fue una “desgracia” y se dijo víctima de enemigos políticos a los que tachó de “escoria”, “sinvergüenzas” y “horribles”. Horas antes, dio un mensaje similar durante un desayuno anual de oración.

El mandatario no mencionó nada sobre los cargos en su contra por retener inapropiadamente ayuda militar para presionar a Ucrania a investigar a su rival político, el ex vicepresidente demócrata Joe Biden.

Fiel a su costumbre, Trump no siguió el guión ni el teleprompter

Hablando más de una hora, Trump arremetió contra el proceso y reprendió a la gente “mezquina y mala” que según él actuó en su contra, entre ellos la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi; el presidente de la Comisión de Inteligencia de la cámara baja, Adam Schiff, y el exdirector del FBI, James Comey. Luego se regocijó con la votación 52-48 que hubo sobre la acusación de abuso de poder el miércoles en el Senado, donde los republicanos son mayoría.

“Ahora que tenemos esta maravillosa palabra. Nunca pensé que sonara tan bien”, declaró. “Se dice ‘absolución total’”.

Mientras el presidente hablaba, la Sala Este de la Casa Blanca estaba repleta de decenas de simpatizantes, entre ellos senadores republicanos que votaron a favor de absolverlo, miembros del gabinete y aliados en la Cámara de Representantes.

A diferencia de hace dos días, cuando Trump dio el discurso anual del Estado de la Unión apegado al guion y sin hacer mención alguna sobre el juicio político, el jueves, sin usar teleprompter, el mandatario divagó en sus declaraciones mientras saludaba a “un gran grupo de guerreros” y decía el nombre de legisladores republicanos que lo apoyaron tanto en el Congreso como en televisión.

Declaró que el Partido Republicano nunca había estado más unido y predijo que el resultado en el juicio le permitirá reelegirse en noviembre.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo